Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Campclar es el barrio más pobre de toda la provincia y Els Músics el más rico

El INE desglosa por primera vez la renta según distritos censales. Hay una brecha de 58.000 euros al año entre hogares ricos y pobres en Tarragona

Raúl Cosano

Whatsapp
Campclar, el barrio más pobre de la provincia, y Els Músics, el más rico.

Campclar, el barrio más pobre de la provincia, y Els Músics, el más rico.

Desde la Plaza de Camarón al Camí de la Cuixa hay más distancia que los siete kilómetros que muestra el mapa. Tanta como los más de 58.000 euros al año por hogar que separan un lugar y otro. Una nueva herramienta del INE desglosa la renta por distritos censales y permite incluso investigar calle por calle –y hasta manzana a manzana– lo que cobran nuestros vecinos. La aplicación, que mezcla el censo con datos de la Agencia Tributaria, radiografía la enorme brecha económica de las familias. En apenas unos pocos kilómetros, en la misma Tarragona capital, se hallan los extremos provinciales. 

La zona más rica de la demarcación corresponde al Barri dels Músics y otras viviendas que hay junto a la Via Augusta. Ahí la renta disponible por hogar se dispara a los 72.104 euros mientras que la personal se queda en 23.681 euros. Esta sección censal, que incluye también a Ciutat Jardí, está dentro del 2% de los lugares más ricos de toda España. 

Los expertos creen que estas diferenciaciones son habituales. «Las dinámicas residenciales están en primera línea de las opciones de las personas para ir a vivir», explica Àngel Belzunegui, sociólogo, profesor y director de la Cátedra de Inclusión Social en la URV. 

Tarragona ‘coloca’ otros dos lugares concretos más en el ‘top five’ de enclaves con rentas altas: uno bien céntrico, en las zonas entre Avinguda Roma y Avinguda Lluís Companys, comprendiendo las calles Enric d’Ossó y otras cercanas al Institut Martí i Franquès. 

La otra zona vuelve a señalar a la Via Augusta, en esta ocasión en el ámbito que se prolonga hasta la línea de mar. Ahí se incluye el Passeig Marítim de Rafael Casanova, las viviendas que rodean al Fortí de la Reina o la calle Ernest Luch, que destaca siempre por estar entre los precios más altos de viviendas. «El movimiento residencial que se ha producido en Tarragona muestra que la gente que puede escoger tiende a buscar espacios más protegidos, no sólo en términos de seguridad ciudadana, sino también en el sentido de garantizar la educación de sus hijos, los clubes a los que van, los amigos que hacen... Se tienden a buscar estos espacios muy cerrados», expone Belzunegui. 

Exclusividad en Castellvell del Camp
En esa misma línea, dos puntos de fuera de Tarragona se cuelan en este ranking de rentas elevadas. Uno de ellos corresponde a las casas adosadas del Barri Niloga, en Reus, con calles exclusivas como Bertran de Castellet o Escornalbou, en la zona entre el pabellón del Reus Deportiu y la Avinguda Onze de Setembre. Ahí se alcanza una renta media de 55.587, un poco por encima que la que se llega en uno de los distritos de Castellvell del Camp (54.796). 

Los datos del INE corroboran esa percepción de los barrios de Ponent de la capital como zona más deprimida. En concreto, dos distritos pertenecientes a Campclar copan esa lista de zonas más pobres. Uno de ellos corresponde a los bloques ubicados entre las calles Riu Brugent y Riu Llobregat, justo al lado de la comisaría de los Mossos d’Esquadra. Ahí se incluye, por ejemplo, la citada Plaza de Camarón. «Aquí la mayoría de gente es inmigrante. Hay pisos de protección oficial. En el día a día se puede ver a la gente en la calle en hora de trabajo, porque aquí básicamente hay mucho paro y la gente se busca la vida como puede», explica un vecino.

Muy cerca de ahí, el segundo enclave. Se trata de los edificios ubicados entre las calles Riu Llobregat y Riu Onyar, junto a la N-340. Las rentas en esos dos sitios se mueven entre los 13.000 y los 14.000 euros. Pertenecen al 1% más pobre de toda España. Son los casos más extremos de una zona periférica bien diferenciada en el mapa, que muestra peores salarios y condiciones en los barrios de Ponent que en el resto de la ciudad. Tampoco es nada nuevo, según explica Belzunegui: «En los barrios periurbanos va a parar una parte de la emigración». 

Sin embargo, el profesor de la URV menciona una tendencia más novedosa: «Notamos que son barrios en los que no ha habido un proceso de sustitución poblacional al alza. Los hijos de los inmigrantes de la primera oleada, que vinieron a partir de los años 60, han tenido estudios y han abandonado el barrio. Por eso esas zonas han quedado con población más envejecida que convive con los nuevos vecinos que llegan. No ha habido un proceso de sustitución». 

A pesar de ello, Belzunegui no cree que se pueda hablar de guetos y rechaza que esa etiqueta se pueda utilizar en estos casos: «Me gustar hablar de segregación residencial. Son procesos que se traducen en una acumulación de población muy homogénea en cuanto a características socioeconómicas, aunque luego el resto puedan ser muy diversas». 

Pero no sólo Campclar se ve afectado por estas condiciones económicas precarias. La tercera posición es para el barrio tortosino de Santa Clara, epicentro de todo un Casc Antic marcado por las rentas bajas (15.745 euros). En cuarta posición, otro lugar clásico en el imaginario colectivo, Mas Pellicer, el barrio de la periferia de Reus, frente al Hospital Sant Joan. La quinta plaza es para Constantí, con el barrio de Centcelles, incluyendo la zona del Institut Constantí, la Avinguda Onze de Setembre o la calle Jaume I. 

El análisis del INE también permite ampliar el foco y hacer un balance por municipios. El primero en el ranking es Castellvell del Camp, con una renta anual por hogar de 46.398 euros. Lejos de la heterogeneidad de la gran ciudad, municipios relativamente pequeños con abundancia de urbanizaciones de alto standing copan este listado. Almoster, otra localidad el Baix Camp, ocupa la segunda posición (44.760 euros), por delante de Arbolí y Els Pallaresos. En la parte baja llega el impacto del envejecimiento y la despoblación. Caseres es el pueblo más pobre, con 20.353 euros, seguido de La Palma d’Ebre (21.397). 

Temas

Comentarios

Lea También