Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Campdepadrós: «Me pareció volver a estar en el 1-O»

El diputado Eusebi Campdepadrós y el edil Dídac Nadal fueron golpeados durante los incidentes del martes.

O.SAUMELL

Whatsapp
El Secretari Primer de la Mesa del Parlament, Eusebi Campdepadrós, el pasado martes. FOTO: TWITTER.COM/ECAMPDEPADRO

El Secretari Primer de la Mesa del Parlament, Eusebi Campdepadrós, el pasado martes. FOTO: TWITTER.COM/ECAMPDEPADRO

«Me dio la sensación de volver a estar en el 1 de octubre. Las imágenes que vivimos fueron prácticamente las mismas». Así de claro se expresaba ayer el Secretari Primer de la Mesa del Parlament, Eusebi Campdepadrós (Junts per Catalunya), pocas horas después de haberse visto afectado por los incidentes de la batalla campal del pasado martes.

Campdepadrós, junto al portavoz de Junts per Tarragona –Dídac Nadal–, sufrió los golpes de un Policía Nacional, durante una carga del cuerpo de seguridad durante los incidentes de anteayer en la Plaça Imperial Tarraco. «No había vivido nunca nada igual, solo el 1-O. Soy una persona de orden», añade el miembro del organismo de gobierno de la cámara legislativa catalana, quien sufrió varios golpes en la pierna por parte de un agente. «Cuando la cosa se complicó me fui a a presentarme como diputado, pero antes de que pudiera hacerlo ya me dio un golpe», denuncia el político, quien reconoce su «sorpresa» por la situación vivida. «Me fui a la ambulancia y, por suerte, me dijeron que solo eran golpes, sin más», indicó.

«No entiendo la actuación»

En la misma linea se expresó Nadal, quien estaba junto a la Subdelegación del Gobierno Central. «Cuando salieron las dos mujeres con la bandera fuimos a buscarlas para llevarlas a la Policía Nacional, pero sorprendentemente estos no quisieron saber nada», indica el edil, quien reconoce «la actitud» de los agentes, ya que «el bien máximo a garantizar era la seguridad, y era evidente que la actuación de las mujeres era un riesgo». Luego hubo una carga «desproporcionada» en la zona en la que estaban Nadal y Campdepadrós, y fue entonces cuando el primero sufrió «tres marcas» en la cara.

Temas

Comentarios

Lea También