Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Campings y turismo rural serán los primeros en despegar en Tarragona

En la provincia han abierto hasta ahora cinco resorts de estas características. El grueso lo hará en la tercera fase

EFE-JOAN MORALES

Whatsapp
Imagen del Càmping Trillas, en Tamarit, uno de los pocos que ha abierto hasta ahora en la provincia de Tarragona. FOTO: pere ferré

Imagen del Càmping Trillas, en Tamarit, uno de los pocos que ha abierto hasta ahora en la provincia de Tarragona. FOTO: pere ferré

Campings, autocaravanas, turismo rural y de naturaleza se publicitan como ofertas seguras, una vez que el fin del confinamiento permita movimientos en el turismo, que ve posibilidad de recuperar una parte de la campaña de verano tras las perspectivas algo más optimistas de la Comisión Europea. Consultores del sector calculan que los primeros en arrancar serán los cámpings, caravanas y turismo rural, en julio empezarán los viajes y en agosto se reactivarán con más vigor los hoteles para el turismo nacional.

La Comisión Europea lanzó este miércoles un mensaje que busca salvar al menos parte de la temporada de verano en la UE, donde la industria del turismo representa en torno al 10 % del PIB (en España el 12,3 %), mediante el establecimiento de corredores seguros entre países con situaciones epidemiológicas similares, dentro de un plan de tres fases.

El presidente de la Associació de Càmpings de la Costa Daurada i Terres de l’Ebre, Joan Anton, explica al Diari que coincide con estos pronósticos. «Tenemos muchos números para ser los primeros en tener clientes. Contamos con muchos factores a nuestro favorc, como el aire libre, el espacio, o la autonomia entre las personas», comenta.

Joan Anton confía en que «el cliente habitual de camping no nos falle e, incluso, que se anime alguno que nunca haya veraneado en un camping». El sector pide ayuda a las administraciones para promocionarse como un destino seguro. De hecho, la Federación Española de Campings (FEEC) ha pedido al Gobierno que lance una campaña de promoción hacia el turismo nacional y de proximidad a través de Turespaña y que refuerce la idea de estos establecimientos como una oferta «saludable y segura», según su presidenta, Ana Beriain.

Más de 1.000 cámpines reabrieron el pasado lunes 11 de mayo una vez que el Ministerio de Sanidad aprobó el protocolo elaborado para el sector por el Instituto de Calidad Turística de España (ICTE), que rige para todos los establecimientos del país. A nivel provincial, hasta el momento sólo han abierto cinco y Joan Anton asegura que «la mayor parte se esperará a la fase 3, coincidiendo con la apertura de las playas.

El sector recibió durante el año pasado 8,23 millones de viajeros, que hicieron un total de 40,2 millones de noches, y es el tercer segmento que eligen los turistas tras los hoteles y los apartamentos turísticos.

Las nuevas preocupaciones de seguridad sanitaria de los turistas han llegado para quedarse, coinciden en el sector de las casas rurales y los apartamentos, que deberá trabajar con este nuevo factor y desarrollar protocolos para que los clientes perciban que se alojan en lugares seguros.

El ejemplo de China, que va dos meses por delante en la evolución de la pandemia, apunta e esa dirección: las búsquedas de palabras clave como «condiciones higiénicas» o «servicio sin contacto» se han multiplicado por cinco y el pasado puente del Primero de Mayo las búsquedas de apartamentos turísticos o las casas rurales se duplicaron respecto al año anterior.

Fuentes de la Associació de Turisme Rural del Baix Ebre i el Montsià también coinciden en que serán una de las primeras opciones para muchos turistas, aunque creen que «la gente buscará más casas enteras para no tener que mezclarse con otros huéspedes».

No obstante, desde esta asocciación no son demasiado optimistas de cara al verano porque «no sabemos cuándo se desconfinará del todo Barcelona, que es nuestro principal cliente. Con el extranjeron ya no contamos este verano, por lo que todo depende de cuándo podrán empezar a viajar desde Barcelona». Por este motivo, la esperanza se ciñe prácticamente al mes de agosto, por lo que podrían producirse muchas reservas de última hora.

También el subsector de las autocaravanas se presenta como una alternativa vacacional segura este verano, porque suele desarrollarse en la naturaleza y, en general, en espacios con poca concentración de gente.

Según la Asociación Española de la Industria y Comercio del Caravaning (Aseicar) en España hay unas 300.000 caravanas, y las matriculaciones de este tipo de vehículos crece de forma ininterrumpida desde 2013, hasta las 8.900 en 2019. No hay datos oficiales de evolución del alquiler.

No obstante, tanto los cámpines como el negocio de las caravanas señalan que la prohibición de circular entre distintas provincias que regirá hasta la última fase del plan de desescalada, a finales de junio, les dificultará la vuelta a la actividad normal.

Según un estudio elaborado entre sus clientes por HomeExchange, un portal de intercambio de casas para vacaciones, la inmensa mayoría de los viajeros se moverán a destinos nacionales, en los que puedan realizar actividades al aire libre y donde tengan garantía de cancelación de la reserva.

El portal de escapadas temáticas weekenddesk.es afirma que desde que comenzó mayo las búsquedas de opciones para vacaciones han aumentado un 29 %, para destinos cerca de casa y en la naturaleza, a los que llegar mediante vehículo privado. Andalucía, Galicia y Comunidad Valenciana son las comunidades autónomas preferidas en esas búsquedas.

El 61 % de los usuarios consultados por este portal -que trabaja en Francia, Bélgica, Holanda e Italia, ademas de España- piensa viajar fuera de casa al menos una semana o más cuando la ley lo permita.

Temas

Comentarios

Lea También