Carles Castillo tensa la cuerda

Objetivo 2023. El diputado da un nuevo paso y anuncia que no repetirá como representante del PSC en el Parlament

Octavi Saumell

Whatsapp
El diputado socialista Carles Castillo, en una imagen de archivo en la Plaça del Fòrum. FOTO: Pere Ferré

El diputado socialista Carles Castillo, en una imagen de archivo en la Plaça del Fòrum. FOTO: Pere Ferré

Carles Castillo da un nuevo paso para postularse como relevo de Josep Fèlix Ballesteros de cara a las elecciones municipales de 2023. El diputado, que fue concejal entre 2003 y 2015, envió ayer una carta a la militancia en la que anuncia a los afiliados que no formará parte de la candidatura del PSC en las elecciones autonómicas que, presumiblemente, se celebrarán después de verano.

De esta forma, el político tarraconense se centrará en sus opciones para ser el próximo alcaldable, en una decisión que según la ejecutiva local no se tomará hasta mediados de 2021. 

El tarraconense, de 45 años, es representante en la cámara legislativa desde 2015 –cuando encabezó la candidatura–, y repitió en diciembre de 2017, tras ser entonces el ‘2’ pese a haberse impuesto en las primarias a la vallense Rosa Maria Ibarra. Pese a ello, el Consell Nacional decidió situar a la política del Alt Camp como número ‘1’. Precisamente, «la desaparición de todo proceso participativo entre la militancia» es uno de los puntos que ahora esgrime Castillo para tomar la decisión y tensar la cuerda. 

«Tras esas aprobaciones numerosas en las agrupaciones, y unánimes de todos los órganos de esta federación, “Barcelona”… (así en abstracto) informó un día antes de la aprobación de las cuatro listas provinciales por el Consell Nacional del partido, que proponía realizar un cambio de orden entre los dos primeros de la lista por razones de género», recuerda el político, quien lamenta que «ni el que era el representante de la federación en el Comité de listas nacional del partido, ni ninguno de los representantes de nuestra federación en el Consell Nacional abrieron la boca. Se limitaron a aprobar la propuesta sin decir absolutamente nada en nombre de esta federación», recalca. 

«Si tras esta situación, cuanto menos incómoda, se hubieran requerido dosis de sensibilidad y generosidad por parte de todo el mundo, se aplicó exactamente lo contrario, tratando en todo momento de entorpecer o tapar mi colaboración como candidato en la campaña», denuncia el actual diputado, quien añade que «se obvió toda circunstancia que pudiera recordar las primarias o el resultado que en ellas se había producido».

Castillo, además, cita que «en el último congreso nacional se retiró la obligación de primarias, y dejaba a la libre elección de las federaciones establecerlas para el ámbito orgánico».

«Son todas estas circunstancias las que me llevan a tomar la decisión. Nada tengo que objetar a las decisiones colegiadas de nuestros órganos oficiales de decisión. Las debo acatar. Pero debe permitírseme al menos opinar. Y lo que opino es que es una auténtica lástima que el partido que “inventó” en este país las primarias, el que aupó con ellas al actual Presidente del Gobierno, prescinda de ellas para la elección de sus candidaturas».

«Por tanto, sí, en nuestra federación de Comarques Tarragonines ha ganado el aparato sobre los anhelos de participación directa que significaron las primarias», reflexiona Castillo desde el Parc de la Ciutadella, pero con el horizonte puesto en la Plaça de la Font.

Temas

Comentarios

Lea También