Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Carlos Calderón releva a Josep Maria Prats como jefe local de Unió

El nuevo máximo responsable fue el candidato de los democristianos al Senado el pasado 20 de diciembre

Octavi Saumell

Whatsapp
Calderón, en el centro, en una imagen de archivo junto al ya exjefe local, Josep Maria Prats. Foto: Lluís Milián

Calderón, en el centro, en una imagen de archivo junto al ya exjefe local, Josep Maria Prats. Foto: Lluís Milián

l abogado Carlos Javier Calderón releva al concejal de Cultura del Ayuntamiento de Tarragona, Josep Maria Prats, como nuevo jefe local de Unió Democràtica en la ciudad. Según ha podido saber el Diari, el Comitè Local de la formación democristiana tomó la decisión, por unanimidad, la pasada semana.

El nuevo máximo responsable del partido a nivel municipal ya formaba parte de la dirección local del partido, siendo una persona de la máxima confianza para Prats desde que este accedió al cargo el 28 de enero de 2015, tras la moción de censura que una parte del comité presentó contra el entonces jefe local, Robert Vendrell. Calderón estará acompañado en esta etapa por Pere Clua, Joan Noguera, Albert Vallvé, Pilar Domènech, Èric Martín, Anna Solé y el propio Josep Maria Prats, quien es miembro del comité por su condición de concejal.

Carlos Calderón lleva más de veinte años como militante del partido nacionalista y, de hecho, fue el candidato por la circunscripción de Tarragona de los democristianos en las Elecciones Generales del pasado 20 de diciembre. En esos comicios, el ahora jefe local de Unió sumó un total de 5.848 votos, siendo el 20º que contó con más apoyos en la demarcación.

Prats deja el cargo a consecuencia de sus nuevas responsabilidades, tanto a nivel orgánico como institucional. Después de las elecciones municipales del 24 de mayo de 2015 –en las que ocupó el número ‘2’ de la candidatura de CiU liderada por Albert Abelló– Prats entró como edil en el Consistorio tarraconense, una administración en la que estuvo en la oposición hasta el pasado 2 de febrero, fecha en la que entró a formar parte del ejecutivo local tras el pacto de Casa Canals que Unió Democràtica firmó junto a Josep Fèlix Ballesteros (PSC) y Alejandro Fernández (PP). Asimismo, Prats es desde la pasada semana el vicepresidente de la intercomarcal de Tarragona –comandada ahora por el alcalde de La Pobla de Mafumet, Joan Maria Sardà–, a la vez que forma parte del Comitè de Govern a nivel nacional, que está encabezado por Ramon Espadaler.

‘Un año complicado’

Ayer, Prats hacía un balance «complicado» de los 15 meses en los que ha pilotado la nave democristiana en la ciudad. «Ha sido un año duro, con muchos cambios», recordaba el ahora edil tarraconense, quien lamentaba «la marcha de militantes históricos» y los malos resultados electorales, tanto en los comicios al Parlament de Catalunya del 27 de septiembre como de las Generales del 20 de diciembre.

«La consulta interna para definir nuestra posición sobre el Procès fue traumática», lamentaba ayer el representante de los democristianos, quien remarcó el «Dragon Khan» que supuso el divorcio con Convergència Democràtica tanto a nivel nacional como en Tarragona.

«La entrada al equipo de gobierno municipal fue muy complicada», remarcó el ahora concejal, quien el pasado lunes disparó contra su exsocio al afirmar que «el tiempo pone a cada uno en su lugar», a la vez que instó a los soberanistas a «preguntarse por qué Tarragona es la única gran ciudad de Catalunya donde Unió ha roto con CDC».

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También