Casi 12 millones de viajeros en 15 años en la La estación del Camp

Ha superado con creces el tráfico previsto cuando se construyó

NÚRIA RIU

Whatsapp
Independientemente del día y de la hora siempre hay gente en la estación. FOTO: ÀNGEL ULLATE

Independientemente del día y de la hora siempre hay gente en la estación. FOTO: ÀNGEL ULLATE

Quince años después de la llegada del AVE al Camp de Tarragona, la discusión sigue siendo la ubicación de la estación. Sin embargo, vayas a la hora que vayas, siempre hay tráfico de viajeros y los taxistas reconocen que la llegada de los servicios low cost se ha notado, a pesar de que no se han recuperado los servicios previos a la pandemia.

Según datos facilitados por el operador Renfe, desde su inauguración el pasado 18 de diciembre de 2006 un total de 11,5 millones de usuarios han pasado por esta terminal. Cifra a la que hay que sumar otros 35.000 de la compañía francesa Ouigo, que operó en los tres meses desde el 27 de mayo a finales de septiembre, y que el pasado 12 de diciembre recuperaba esta parada.

Renfe asegura que la demanda actual es del 65% respecto a los datos registrados antes de la pandemia, cuando la estación del AVE se quedó a las puertas del millón de usuarios. En concreto fueron unos 920.000, cifra que supera con creces las previsiones que se hicieron cuando se construyó la terminal, cuando se estimó que la cifra sería de unos 400.000 pasajeros. Y es que, nos guste o no, esta estación no es un fiasco como algunos les gusta decir y prueba de ello es que está en el top ten de las estaciones de alta velocidad con más viajeros de España.

La principal demanda es de los servicios de larga distancia con Madrid y Zaragoza, además del Avant a Barcelona. Esta es la asignatura pendiente, un tren que en poco más de 30 minutos se plante desde el centro de Tarragona a la capital catalana, sin necesidad de coger el coche particular, un taxi o el autobús, con un servicio fiable y puntual, lejos de los retrasos y averías de los Regionales.

Girona y Lleida no tienen este problema y esto ha facilitado la optimización de decisiones laborales y residenciales, que facilitan estos desplazamientos a Barcelona de forma cotidiana. A La Secuita y Perafort ha ido a vivir gente que lo hace. También lo utilizan residentes de poblaciones vecinas, como Valls. Tan solo hay que mirar algunos datos. 121.441 personas utilizaron el Avant Barcelona-Camp de Tarragona en 2019, Lleida duplica la cifra (241.197), mientras que en Girona los datos se disparan (1.082.644).

Temas

Comentarios

Lea También