Casi diez años sin servicio nocturno en ningún CAP del centro de TGN

El Departament de Salut anunciaba en enero de 2019 la puesta en marcha de un CUAP, pero la llegada de la pandemia ha paralizado el proyecto. Los sindicatos siguen con su lucha

CARLA POMEROL

Whatsapp
Salut estudia fórmulas de atención continuada, que pasarían por crear circuitos entre Urgencias de Joan XXIII y el CAP Tàrraco. FOTO: ALBA MARINÉ

Salut estudia fórmulas de atención continuada, que pasarían por crear circuitos entre Urgencias de Joan XXIII y el CAP Tàrraco. FOTO: ALBA MARINÉ

Ya han pasado casi diez años desde que el entonces conseller de Salut, Boi Ruiz, cerraba el Centre d’Urgències d’Atenció Primària (CUAP), ubicado en el CAP Muralles. Era una víctima más de los recortes sanitarios. Fue en septiembre de 2011 y, desde entonces, los tarraconenses que necesitan visitar un médico de urgencia durante la noche deben acudir al servicio de Urgencias de los hospitales Joan XXIII o Santa Tecla, o bien se ven obligados a coger el coche y desplazarse hasta el CAP La Granja-Torreforta, donde se encuentra el Punt d’Atenció Continuada (PAC). Sindicatos y usuarios denuncian que una ciudad como Tarragona no disponga de un CUAP, un centro de atención primaria que funciona las 24 horas del día, de manera ininterrumpida.

La Unió Sindical Independent de Treballadors de Catalunya (USITAC) lleva tiempo reivindicando la recuperación del CUAP en el centro de la ciudad. «Creemos que ahora es más necesario que nunca este servicio, para evitar la saturación en los hospitales cuando llegue de pleno la segunda oleada de la pandemia», explica Alfred Maza, secretario de organización y comunicación del sindicato USITAC, quien añade que «es importante descongestionar los centros hospitalarios y, a la vez, que la ciudadanía pueda disponer de un CAP de referencia durante la noche».

El sindicato asegura que la falta de CUAP es un agravio comparativo con otros municipios del territorio. Reus y Salou, por ejemplo, cuentan con él. Por su parte, los tarraconenses que tengan una urgencia durante la noche solo tienen dos opciones. O van a las Urgencias de los hospitales o al CAP La Granja-Torreforta, lo que significa que tienen que coger el vehículo y desplazarse hasta uno de los barrios de la periferia.

USITAC empezó su lucha en el año 2017, cuando a través de la diputada al Parlament de Catalunya, Lorena Roldán (Cs), se llevó a cabo una propuesta de resolución a la Comissió de Salut del Parlament, pidiendo la reapertura del CUAP de Tarragona. Esta comisión, entonces presidida por la actual consellera de Salut, Alba Vergés, aprobó la resolución por mayoría de los grupos parlamentarios, con la única abstención de Junts pel Sí.

Desde entonces han pasado ya 40 meses y el centro de Tarragona sigue sin contar con un Centre d’Urgències d’Atenció Primària. «Nos parece vergonzoso. La administración se excusa asegurando que Tarragona cuenta con dos hospitales. Pero para nosotros no es suficiente», explica Maza, quien asegura que «en alguna ocasión, el Departament de Salut ha reconocido que existe carencias en referencia a la atención continuada».

La promesa

La polémica daba un giro de 180 grados en enero de 2019. El actual gerente de la Regió Sanitària Camp de Tarragona, Ramon Descarrega, anunciaba que se estaba trabajando en un proyecto para habilitar un CUAP en el CAP Tàrraco –ambulatorio ubicado justo al lado del Hospital Joan XXIII de Tarragona–. «Quisimos darle un voto de confianza, aunque sospechábamos que el anuncio podría responder a una estrategia electoral. Pero ha pasado más de un año y medio, y nada de nada», dice Maza.

Por su parte, fuentes de la Regió Sanitària del Camp de Tarragona insisten en que se están estudiando fórmulas de atención continuada, que pasarían por crear circuitos entre las Urgencias de Joan XXIII y el CAP Tàrraco. «Se trata de un proyecto muy embrionario», aseguran fuentes de la Generalitat, quienes añaden que «ahora no toca este debate». Salut explica que el anuncio de hace un año era real, pero responsabiliza a la llegada de la pandemia de la paralización del proyecto.

Por su parte, desde los sindicatos, la idea de habilitar un CUAP en el CAP Tàrraco no acaba de convencer. «Este ambulatorio está muy cerca de Urgencias de Joan XXIII. Lo mejor sería repartir mejor los servicios. Una buena propuesta es la del CAP Jaume I, que me consta que hay espacios y despachos adecuados para un CUAP», apunta el delegado sindical de USITAC, Alfred Maza, quien añade que «de todas maneras, es la administración quien debe tomar esta decisión». Maza acaba asegurando que «ahora no es tiempo d eméritos individuales. Es la hora de luchar conjuntamente por mejorar la asistencia sanitaria de los tarraconenses».

Temas

Comentarios

Lea También