Más de Tarragona

Casi el 30% de las enfermeras de Tarragona y el Ebre cambiaron su trabajo por la Covid

Durante la primera ola  el 60,7% de estas profesionales amplió su horario

ACN

Whatsapp
Imagen de una enfermera de Tarragona durante la campaña de vacunación en Campclar. ACN

Imagen de una enfermera de Tarragona durante la campaña de vacunación en Campclar. ACN

El 28% de las enfermeras de Tarragona y el Ebre cambiaron su lugar habitual de trabajo durante la primera oleada de la pandemia. De estas, el 61,8% pasaron a asistir las plantas de hospitalización covid de los hospitales, un 26,5% reforzó el personal de las UCI, y el resto se trasladaron a Urgencias o a los hospitales de campaña.

Actualmente, el 87,8% de estas enfermeras han podido volver a su lugar de trabajo de origen. En aquella primera oleada, también el 60,7% amplió su horario y el mismo porcentaje ha informado que dispusieron de equipos EPI. Un 95,2% reconoce que tuvo temor de contagiarse, por el desconocimiento de la enfermedad y porque trabajaban en primera línea. Este porcentaje se ha reducido ahora al 58,1%.

Este miércoles se celebra el día internacional de la enfermería y el Col·legi Oficial d'Infermeres de Tarragona (CODITA) ha hecho públicos los resultados de la encuesta en línea que han contestado las colegiadas. Las profesionales sanitarias han descrito como la pandemia forzó la movilidad laboral de muchas de ellas, que tuvieron temor al contagio, así como que trabajaron más horas. Más del 60% amplió su horario: un 30,6% trabajaron menos de 2 horas más al día, un 33,3% entre 2 y 5 horas más al día, y un 36,1% más de 5 horas en el día.

Durante la primera oleada, cerca de una cuarta parte de las encuestadas se contagiaron de covid (24,2%), y en un 71% de los casos se produjo en el ámbito laboral. Un 6,5% se contagió en el ámbito familiar y un 22,6% no han podido identificar el origen. De las enfermeras contagiadas, solo un 2,6% necesitó ingreso hospitalario y el resto pasó la enfermedad en casa.

Enfermeras vacunadas

El 93,3% de las enfermeras que trabajan en el ámbito público ya están vacunadas, mientras que en el ámbito privado el porcentaje es del 83,3%. El 37,2% de las enfermeras colegiadas han participado voluntariamente en la campaña de vacunación en Tarragona y en el Ebre.

La experiencia vivida durante la pandemia ha tenido afectación psicológica sobre una parte importante del colectivo. A pesar de que un 73,6% de las enfermeras dicen que han podido descansar en verano, datos de la Fundación Galatea señalan que el perfil de los usuarios que ha requerido apoyo psicológico era el de mujeres de entre 30 y 40 años, enfermeras y con síntomas de ansiedad.

En la encuesta de CODITA un 40% de las enfermeras aseguran que están más cansadas, un 16,8% más irritadas, un 20% más tristes, un 18,4% más estresadas. Solo un 4,8% manifiesta estar igual que antes de la pandemia. También expresan que sufren alteraciones del sueño y alteraciones de la memoria, un 66,4% y un 51,6% de las encuestadas, respectivamente.

Por todo ello, más de una cuarta de las enfermeras preguntadas, un 26%, manifiesta que se ha planteado cambiar de trabajo.

Temas

Comentarios

Lea También