Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Solidaridad religiosa

Católicos de TGN y Reus, en apoyo del corazón del cristianismo

La Orden del Santo Sepulcro celebra su jornada benéfica anual. Apoyan a los católicos en Tierra Santa

Pablo Latorre

Whatsapp
vs3.jpg

vs3.jpg LLUIS MILIAN

«Los cristianos somos una especie amenazada». El lugarteniente de la España Oriental de la Orden Ecuestre del Santo Sepulcro de Jerusalén, Enric Mas, ejemplificó así la situación actual de los feligreses católicos. Encuentran cada vez más limitada su exteriorización religiosa, a raíz de cambios sociales y políticos, hasta el punto de ser considerados «comportamientos mal vistos públicamente en occidente». Pero entre todas las regiones del mundo, Mas destacó la dura realidad que viven los cristianos en Tierra Santa, donde «puede que seamos una especie en extinción».

Este toque de atención fue en la última jornada de la delegación tarraconense de la orden –constituída oficialmente hace un año–, y que celebra anualmente con fines benéficos en el Centre El Seminari. Este año fue la octava edición y volvía a recaudar fondos para mantener la comunidad cristiana en esta zona de Israel. El capital que recoge la orden lo destina íntegramente, junto al resto de delegaciones, a pagar hospitales, centros escolares y todas las infraestructuras necesarias para que «Tierra Santa no sea un parque temático del cristianismo con varias ruinas bien puestas, sino una comunidad viva», apuntó la delegada de la orden en Tarragona, Mercè Martorell, durante su intervención.

Martorell, además, quiso agradecer la participación de los más de 120 asistentes que acudieron a la primera parte de la jornada, compuesta por un concierto altruista del Cor Jove de la Schola Cantorum del Amics de la Catedral, y de la conferencia La sábana santa, origen del rostro de Cristo en el arte, a cargo del profesor de la Universidad de Valencia, Jorge Manuel Rodríguez, un amigo asiduo de la orden que ha impartido hasta 5 de las 8 ediciones.

La noche se cerró con una cena solidaria en pro de la causa.  A ella acudieron en torno a 80 comensales, de los que destacaron miembros y damas de la orden, representantes de cofradías de TGN y Reus, del arzobispado, socios de la Asociación de la Semana Santa de la capital, amigos y simpatizantes. Para acabar, Mas invitó a todos a Tierra Santa, «pero no como turista sino como peregrino», para que conozcan la labor inimaginable de la orden.

Temas

Comentarios

Lea También