Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Cazados jugándose la vida 'a plena luz' para pinchar la electricidad

La compañía eléctrica alerta de los riesgos de manipular los tendidos públicos. Ya son diversas las personas que han tenido que ser atendidas por equipos sanitarios

José M. Baselga

Whatsapp
Las imágenes del intento de fraude al fluido eléctrico han servido para presentar la denuncia.  Foto: CEDIDA

Las imágenes del intento de fraude al fluido eléctrico han servido para presentar la denuncia. Foto: CEDIDA

Que ha subido la luz hasta precios difícilmente comprensibles es cierto. Pero más allá de la denuncia y la sanción por defraudación de fluido eléctrico, ¿vale la pena jugarse la vida para pinchar en el alumbrado público?

La compañía Endesa ha denunciado a dos vecinos de la urbanización de Baronía de Mar en Bellvei que fueron cazados in fraganti mientras estaban pinchando el suministro eléctrico de la red pública.

Los vecinos fueron descubiertos por los técnicos de la compañía cuando a plena luz del día los encontraron en lo alto de una escalera metálica y sin ningún tipo de protección haciendo empalmes en los cables que cuelgan de la calle.

Amenazas

Sorprende la actuación tan descarada para pinchar la red ya que normalmente se hace en el interior de las propiedades buscando discreción. Según se ha explicado, en este caso también podrían denunciarse las amenazas que sufrieron los técnicos de la compañía.

En la calle de la urbanización de Bellvei donde se han puesto las denuncias hay dos puntos de suministro en los que se han realizado numerosas visitas de revisión para desconectar los empalmes ilegales. Sin embargo, a los pocos minutos de que los técnicos arreglan la situación, la luz vuelve a estar pinchada.

La compañía eléctrica alerta del riesgo de manipular los elementos del tendido público. Endesa explica que en diversas ocasiones la manipulación ilícita del tendido eléctrico ha provocado heridas a quienes intentaban pinchar la luz. Son principalmente quemaduras por la deflagración en el momento de producirse un cortocircuito, por la inhalación de humos o incluso por situaciones de estrés que obligan a la intervención de equipos sanitarios y bomberos.

En el caso de las imágenes aportadas a la denuncia de Bellvei se ve cómo las personas que intentan conectarse a la red pública no llevan guantes ni una pantalla en la cara para evitar posibles quemaduras en caso de deflagración, ni casco, ni siquiera un arnés de seguridad para evitar daños en caso de caídas desde lo alto de una escalera metálica muy inestable.

Con policía

La compañía pide conciencia para la seguridad más allá del delito de conectarse a la red. Pero en muchos casos los propios técnicos que realizan las revisiones también se encuentran con las amenazas de los autores del fraude por lo que en ocasiones deben ir acompañados por agentes de las policías locales o de los mossos d’esquadra.

Además de los riesgos que supone para quienes realizan los pinchazos, estas actuaciones también afectan en muchos casos a los vecinos que se ven obligados a tener que soportar el coste de las reparaciones pero también el estar algunos días sin suministro eléctrico debido a los daños sufridos en las instalaciones.

También puede producirse un apagón en toda la zona donde esta red está conectada a múltiples clientes que están en situación regular, y que pueden sufrir las molestias derivadas del intento de fraude.

Temas

  • COMARQUES

Comentarios

Lea También