Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Cien policías y un helicóptero en la mayor operación antidroga de los últimos años

Se efectuaron registros simultáneos en Sant Salvador, Tarragona centro, Torredembarra y Creixell

A. Juanpere

Whatsapp
Los Mossos registrando el coche de uno de los detenidos, en presencia de éste.  FOTO: angel juanpere

Los Mossos registrando el coche de uno de los detenidos, en presencia de éste. FOTO: angel juanpere

Un centenar de agentes de los Mossos d’Esquadra –algunos vecinos de Barcelona– y de la Guàrdia Urbana, apoyados por un helicóptero, comenzaron a desplegarse a las cinco de la madrugada del pasado 18 de mayo en los accesos a cinco pisos de Sant Salvador y otros dos en el centro de la ciudad –avenida de Catalunya y calle Reial– para desarticular una red que se dedicaba al tráfico de cocaína.

 

Con la información recogida se accedieron a dos pisos más: uno en la calle Arquitecte Jujol y otro en la calle Taquígraf Martí.

En este último se hallaron 109 plantas de marihuana y en el anterior, 190.

La organización se dedicaba, según el auto judicial, a comercializar principalmente con cocaína. Sin embargo, durante los registros se decomisaron también hachís y marihuana.

La droga incautada en los diferentes registros viene a confirmar aun más las sospechas que tenía el juez de que 17 de los 27 detenidos –la mayoría marroquíes, aunque también había españoles, un congoleño, un colombiano y un argentino– en esta primera fase de la operación formaban parte de una organización dedicada al tráfico de sustancias estupefacientes bajo la dirección de un ciudadano marroquí –el denunciado por su expareja–.

La segunda fase

La segunda fase de la investigación se basó en investigar a uno de los suministradores de droga del anterior cabecilla.

Este nuevo líder encabezaría, según el juez,"toda una estructura dedicada al tráfico de droga, la cual podría proceder de diversos proveedores, tanto nacionales como internacionales".

Posteriormente la sustancia era distribuida en la demarcación. En esta nueva organización participarían once personas, según el auto judicial, que serán juzgadas en otro caso, también en la Audiencia Provincial de Tarragona. 

La pareja del cabecilla de esta banda vivía en la calle Barcelona de Torredembarra, en un piso registrado por los Mossos y donde hallaron cocaína.

Los hermanos del jefe de la banda también se dedicarían a estos negocios así como alguna de sus parejas. 

El 12 de junio, los Mossos d’Esquadra y la Guàrdia Urbana de Tarragona asestaron un segundo golpe contra el tráfico de drogas en la demarcación con la detención de 14 personas, tanto en Tarragona ciudad como en Torredembarra y Creixell. Once de las mismas, finalmente serán juzgadas.

Durante los registros se incautaron cocaína, básculas de precisión, varios kilos de hachís y marihuana.

Un clan familiar

El auto del magistrado hace hincapié en el entramado familiar que formaba parte de la organización de distribución de droga. Señalaba que ante el ingreso en prisión de algunos, familiares directos se ocupaban de los negocios

Y ello vendría confirmado fundamentalmente por la actuación policial, la aprehensión de las drogas efectuada en los diferentes registros y por las diligencias de investigación practicadas con posterioridad.

Temas

Comentarios

Lea También