Más de Tarragona

Cierre de bares al no poder abrir el interior de sus locales en los actos masivos de la Tecla

Los negocios de la plaza no trabajaron ayer como medida de protesta y valoran repetir la acción el miércoles y el jueves. El Ayuntamiento instala lavabos y dispensadores de agua

Octavi Saumell

Whatsapp
2009_Tarragona_Placa_Font.jpg

2009_Tarragona_Placa_Font.jpg

Los bares de la Plaça de la Font pasan a la acción. En una jornada sin precedentes, ayer los establecimientos del centro neurálgico de la Part Alta decidieron cerrar durante todo el día, pese a que tenían permiso municipal para montar sus terrazas, al 50%, hasta las dos del mediodía y servir por la tarde en las mesas y sillas que el Ayuntamiento instaló para los 800 asistentes a la Tanda de Lluïment del Seguici Petit, y que generan muchas dudas entre los hosteleros de la plaza.  

Tras iniciar el pasado viernes la vía judicial, que hoy podría tener una primera resolución, ahora los negocios de la Plaça de la Font optan por «plantar» al Ayuntamiento ante la «incapacidad para negociar y tomar decisiones inteligentes», según indicó el portavoz de los establecimientos, el abogado David Rocamora. «Llevamos 48 horas con las terrazas a la mitad de capacidad porque el Consistorio debía instalar infraestructuras para los actos, pero estamos a domingo al mediodía y no se ha puesto nada, con el perjuicio económico que esto conlleva», lamentó el representante del sector.  

Sin embargo, la principal queja de los hosteleros radica en el hecho de que, durante los actos principales de las fiestas en la Plaça de la Font–ayer, el miércoles día 22 y el jueves día 23–, los negocios no pueden montar sus terrazas propias –sino que deberán trabajar con la del Ayuntamiento, mucho menor porque que da entre cuatro y seis mesas para seis personas por negocio– y no se les permitirá hacer uso del interior de sus locales para la consumición de los clientes. «Entendemos que las terrazas son una concesión administrativa, ¿pero por qué no podemos servir dentro? Antes se compensaba y se podían montar barras exteriores, pero ahora no dejan y, encima, debemos tener permanentemente abiertos los lavabos. Esto es una expropiación,  una privación de una actividad que deja sin efecto una licencia en vigor y una derogación temporal de una ordenanza. Esto no se puede hacer con un bando del alcalde», critican los hosteleros. 

Los profesionals del sector remarcan que la repartición de las mesas y sillas del Ayuntamiento «no está documentada, solo es verbal» y, además, «las 800 personas de público no tendrán la obligación de consumir». Por todo ello, ayer los bares colgaron en sus persianas el lema Tancament i fora, en relación a unas recientes declaraciones de la concejal de Cultura i Festes, Inés Solé (CUP), quien se reunió el pasado 9 de septiembre con los bares para anunciarles las medidas. 

El Consistorio reacciona
El Ayuntamiento de Tarragona instaló ayer lavabos y dispensadores de agua para los asistentes al Seguici Petit. Asimismo, en un comunicado, Inés Solé manifestó su desacuerdo con el cierre de los establecimientos. «La solución de compartir una mesa con la familia o el grupo burbuja, como espectadores del Seguici Petit, fue acordada tras incorporar sus alegaciones y peticiones. Esto, en definitiva, es en favor del servicio de bares y restaurantes de la plaza, para poder trabajar con la máxima seguridad y comodidad posible», afirmó la edil cupaire, quien añadió que «los días de afectaciones son solo tres de los diez que dura la fiesta: 19, 22 y 23», y recalcó que «la solidaridad comunitaria, el bienestar de la ciudadanía y el hecho de que las fiestas son de los ciudadanas deben prevalecer ante cualquier otro concepto durante estos días».

Asimismo, desde el Ayuntamiento se recordó ayer que, desde el inicio de la pandemia en marzo de 2020, «se han creado una serie de ayudas» para el sector de la restauración, como son «eximirle de la tasa de ocupación de terrazas» durante los últimos 18 meses; «darles la opción de ampliar terraza o crear otras de nuevas»; y «últimamente se ha abierto también una nueva línea de subvenciones», resaltó Solé. La responsable de Cultura i Festes ha convocado para esta mañana una rueda de prensa para explicar «la situación» de la Plaça de la Font.

En esta comparecencia también participará el alcalde de Tarragona, Pau Ricomà (ERC), quien ayer se mostró mucho más contundente en la red social Twitter. «Me parece que alguien no se ha explicado suficientemente bien. Los bares pueden servir en las mesas que el Ayuntamiento  dispone. ¿Cuesta de entender que no lo hagan?», se preguntó el máximo responsable municipal en una respuesta a un comentario. El líder de Esquerra Republicana reivindicó también que «todos tenemos que poner de nuestra parte», ya que «nosotros no fijamos los protocolos Covid». Santa Tecla encara sus días más intensos con dudas, incertezas y polémica. 

Temas

Comentarios

Lea También