Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Cinco bomberos de Tarragona no pueden salir a incendios forestales al no tener botas

De los tres pantalones reglamentarios que tendrían que tener sólo disponen de dos, y hace años sólo contaban con uno

Àngel Juanpere

Whatsapp
Éstas son las botas que se necesitan para salir a los incendios de vegetación. Foto: DT

Éstas son las botas que se necesitan para salir a los incendios de vegetación. Foto: DT

No es una situación nueva –hace años ya se dieron problemas de vestuario a nivel de Catalunya–, pero el colectivo profesional lo ha vuelto a denunciar públicamente ante la falta de soluciones por parte de la administración, según aseguran. Cinco bomberos del parque de Tarragona no pueden salir en el vehículo para sofocar incendios de vegetación porque no disponen de las botas reglamentarias. Unas carencias que, según reconocen se dan en otros parques de la demarcación.

Pero no es sólo un problema de calzado. El equipamiento de los bomberos profesionales son tres pantalones, pero desde hace años sólo disponen de dos –hace algún tiempo sólo tenían uno–. En este caso no les impide salir a las emergencias. Lo que pasa es que lo tienen que hacer sucios –por falta de ropa de recambio– o mojados, si vienen de otro servicio.

Dos equipos de ropa

Los Bombers de la Generalitat disponen de dos tipos de Equips de Protecció Individual (EPI’s): el básico, compuesto por una camisa y pantalones ignífugos y unas botas –equipo que se usa para los incendios de vegetación– y un segundo equipo más resistente a las altas temperaturas y a las llamas –que se utilizan para los incendios de vivienda y de industria–.

Las botas usadas para los incendios de vegetación tienen una vida que puede rondar entre los cinco y los siete años. En el parque de Tarragona hay cinco bomberos que no disponen de unas porque las viejas o desgastadas no les han sido reemplazadas. Algunos de los cinco afectados se encuentran en esta situación desde el principio de la campaña forestal, otros desde hace sólo unas semanas.

Por suerte, indican, los cinco no se encuentran en el mismo turno sino que están repartidos entre los cuatro que hay. En el turno de ayer había dos bomberos afectados. El hecho de no poder salir ante un aviso de fuego de vegetación no es una «posibilidad». El pasado 5 de agosto, en el incendio forestal ocurrido en el término de La Pobla de Montornès –el más grave de este verano en la demarcación, con 465 hectáreas arrasadas–, uno de los bomberos no pudo salir. En este caso, el jefe de turno encuentra a un sustituto.

El supuesto

Pero, ¿qué pasa si sólo hay tres bomberos en el parque y uno no tiene botas? Sólo hay dos posibilidades: saltarse la normativa y realizar una salida con dos profesionales —cuando el reglamento indica un mínimo de tres– o bien pasar el servicio a otro parque.

Por ahora, los afectados no ven una solución a corto plazo. Reconocen que hace unos meses llegó un envío y se repartieron algunas botas, pero no llegaron para todos. El 13 de abril de este año el Departament d’Interior sacó a contrato el suministro de 1.500 botas forestales de trekking para los bomberos. El precio de salida era 116.160 (IVA incluido). El 21 de junio fue adjudicado a la empresa Calzados Robusta por importe de 108.718,50 euros. El contrato fue firmado el 1 de julio y a partir de aquel momento la firma dispone de un máximo de tres meses para la entrega del material.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También