Más de Tarragona

Tarragona COMERCIO

Ciutadans denuncia que "la fecha de apertura del Mercat no tenía consenso"

CDC lamenta la "improvisación" y ERC cree que abrir con locales vacíos ´es un mal inicio'

Octavi Saumell

Whatsapp
Aspecto que ofrece la planta comercial, en la que se establecerá Mercadona. Foto: Alba Mariné

Aspecto que ofrece la planta comercial, en la que se establecerá Mercadona. Foto: Alba Mariné

El portavoz del grupo municipal de Ciutadans en el Ayuntamiento de Tarragona, Rubén Viñuales, denuncia que la fecha del 16 de marzo «decidida por parte de Elvira Ferrando» para volver a abrir el Mercat Central «no tenía el consenso del consejo de administración de Espimsa». El líder de la formación naranja remarca que en el encuentro «se barajaron varias opciones», pero que «al final la decisión fue impuesta por la presidencia». Ahora, Viñuales espera que «pueda cumplirse este calendario.

Por su parte, el líder de Esquerra Republicana, Pau Ricomà, critica que el equipo de gobierno (PSC, PP y Unió) «haya tardado tanto en licitar los puntos de venta que faltan». El portavoz del partido independentista advierte de que «abrir con espacios vacíos no es el mejor inicio posible», pero celebra que «por fin pueda reabrirse el espacio, después de casi una década».

De manera crítica se expresa también Albert Abelló (CDC), quien considera que «llegar a un mes para la reapertura con casi el 40% de la superficie comercial por adjudicar es fruto de la improvisación y de la mala gestión del gobierno municipal». El líder soberanista pide al ejecutivo «haga lo posible para que el mercado sea un motor económico para la ciudad».

Críticas de CUP e ICV

De forma parecida se expresa Laia Estrada (CUP), quien califica como de «desastre» que «después de casi una década de obras y de una inversión de casi 50 millones de euros, ahora deba abrirse en estas condiciones». La edil anticapitalista teme que la situación «comporte una elitización de los comercios del Mercat».

Finalmente, Arga Sentís (ICV) considera que la falta de puntos de venta abiertos «es la constatación de que estamos ante un proyecto faraónico, que no era lo que necesitaba el Mercat, especialmente los pequeños paradistas».

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También