Más de Tarragona

Ciutadans forzará a Ricomà a mojarse sobre el nuevo Joan XXIII

Cumplir el calendario La formación naranja asume un texto del Col·legi de Metges que pide el nuevo edificio para el año 2026

Octavi Saumell

Whatsapp
La previsión actual es que el nuevo Joan XXIII entre en funcionamiento en el año 2026. FOTO: PERE FERRÉ

La previsión actual es que el nuevo Joan XXIII entre en funcionamiento en el año 2026. FOTO: PERE FERRÉ

El alcalde Ricomà (ERC) deberá mojarse en el próximo pleno municipal sobre el calendario del nuevo Hospital Joan XXIII, gestionado por la Conselleria de Salut –en manos de Esquerra Republicana– y que lleva años en la agenda de prioridades urgentes de la ciudad sin que aún ni se haya podido poner ni la primera piedra.

De cara a la próxima sesión en el Saló de Plens telemático, el grupo municipal de Ciutadans –ahora liderado por Francisco Domínguez tras la marcha primero de Rubén Viñuales y ahora de Sonia Orts, además de la de José Luis Calderón– ha asumido una moción impulsada por el Col·legi Oficial de Metges de Tarragona, en la que la entidad pide «instar al Departament de Salut a garantizar los plazos de ejecución del proyecto», que en teoría dibuja el inicio de las actuaciones para 2022, así como la entrada en funcionamiento del esperado centro para dentro de cinco años, en 2026.

En medio de las negociaciones para formar gobierno –tanto en lam Plaça de la Font como en el Palau de la Generalitat– los médicos remarcan que «la actual crisis sanitaria han puesto de manifiesto la necesidad, más que nunca, de hacer realidad el nuevo equipamiento que el Camp de Tarragona espera desde hace tiempo», a la vez que recuerdan que se trata de una obra que el Pla Estratègic Sanitari 2016-2020 «ya se puso sobre la mesa el proyecto, con un presupuesto de 48 millones de euros» para que fuera una realidad «en 2021».

Sin embargo, y no es ninguna sorpresa, ha llegado el momento esperado y no hay ni máquinas. «Se recalendarizó a 2023 y, hace unas semanas, conocimos que las previsiones actuales son para 2026», indica el Col·legi de Metges en su moción, en la que consideran que «no es el momento de lamentar el tiempo perdido, sino de apostar por la unidad de todos los agentes para garantizar la ejecución del proyecto».

Por ello, pocas semanas después de las elecciones –y seguramente aún sin ejecutivo definido para el día del pleno municipal, el 19 de marzo– el principal alcalde republicano –junto con Miquel Pueyo (Lleida)– deberá decidir si apuesta por mantener un perfil bajo en la petición de celeridad o si, por el contrario, se suma a la exigencia que piden los médicos al Departament liderado desde 2018 por la consellera Alba Vergés (ERC).

«Es un despropósito que el nuevo Hospital Joan XXIII no sea prioritario para el Govern de la Generalitat de Catalunya. La moción insta al Departament de Salut a garantizar que el proyecto sea una realidad y que no se retrasen otra vez los nuevos plazos. Desde Ciutadans esperamos que todos los grupos apoyen el texto y lamentamos la política sistemática de prometer inversiones en Tarragona que nunca llegan», afirma Francisco Domínguez, quien desde 2015 ha sido diputado en el Parlament de Catalunya pero que ahora se ha quedado fuera tras el naufragio de una formación que, desde el 14F, está en la UCI.

Temas

Comentarios

Lea También