Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Coches de policía destrozados, casitas volando y muros derribados

Serios daños en Valls. Según los afectados, se habría producido un pequeño tornado
Whatsapp
Coches de policía destrozados, casitas volando y muros derribados

Coches de policía destrozados, casitas volando y muros derribados

La tormenta afectó varias zonas de Valls, especialmente en el paseo de la Estación, en la de los Cuarteles y en la estación de autobuses. Según datos de una de las estaciones automáticas agrupada en la red Meteoclimatic, el viento llegó a soplar con una fuerza de 118 km /h en la capital del Alt Camp, una de las más afectadas por el temporal. Asimismo, trece personas fueron atendidas en el Pius Hospital por lesiones leves y cuatro por accidente de tráfico. Según los afectados, se trataría de un pequeño tornado.

El fuerte aguacero caído en Calafell en pocos minutos, pero sobre todo el fuerte viento causó caída de árboles, arrancó tejados y volcó contenedores de basura. No hubo que lamentar daños personales pero algunos árboles cayeron el patio de un instituto y tejas y cascotes  fueron impulsados por las calles. La fuerza del viento también tumbó patines que había en la playa.

Un vehículo, destrozado tras el fuerte temporal que golpeó ayer Valls. FOTO: cedida

La Brigada Municipal y la empresa de limpieza movilizaron a gran parte de la plantilla para retirar las hojas que a causa del viento y la lluvia taponaban las alcantarillas y dificultaran que desaguaran con rapidez.

En Salou también dejó secuelas importantes. Además de las inundaciones imparables en el barrio de la Salut y el paseo Jaume I, a primera línea de mar, la caída de árboles puso en peligro comercios e incluso el transporte público.

Una pasajera de un autobús sufrió heridas leves por la rotura del cristal del vehículo. Un coche recibió el impacto de un árbol y al romper la ventanilla, los cristales habrían afectado a la mujer, que fue atendida por el SEM.

Hubo afectaciones también en Calafell. FOTO: jmb

Los hechos ocurrieron poco después de las seis de la tarde a la altura del número 15 del paseo Jaume I. La mujer fue atendida, pero recibió el alta en el mismo punto y no fue necesario derivarla a un hospital.

Los daños materiales tardarán en contabilizarse. Las fuertes rachas de viento arrancaron árboles o los tumbaron. Dos ejemplares cayeron encima de una de las tiendas de ropa del paseo afectando el toldo fijo que tiene. Uno de los árboles levantaron baldosas del paseo y el otro rompió por el tronco.

Los pocos turistas que aún permanencen en la ciudad vieron incrédulos cómo se las gasta un temporal de levante cuando llega a tierra firme. Incluso el vendaval azotó el tramo peatonal de la calle Carles Buïgas. PortAventura también sufrió numerosos daños materiales.

En la urbanización Racó del Cèsar (Creixell) una casita quedó colgando de un palo eléctrico

Comentarios

Lea También