Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Fiestas

Cocktail de Pool Party en el Gran Palas

El Gran Palas Experience de La Pineda despide el verano con la cuarta y última edición de su ‘pool party’

Pablo Latorre

Whatsapp
La fiesta atrajo a más de 400 personas a lo largo de la jornada, que contó con un amplio ‘line-up’ de DJs.

La fiesta atrajo a más de 400 personas a lo largo de la jornada, que contó con un amplio ‘line-up’ de DJs.

Ni al Café del Mar de BCN, ni a las water parties de Illa Fantasia, ni siquiera a las fiestas en villas de lujo ibicencas. La fiesta del Lotus Beach Club no tiene nada que envidiar a cualquiera de esas pool party que unen DJ Set, entornos únicos y beautiful people. Al contrario, puede sacar pecho, sobre todo tras la clausura de temporada de este domingo. Y es que en solo tres años, la propuesta se ha consolidado como un referente de ocio sin depender de la metrópolis barcelonesa. ¿Su fórmula? Combinar, sin agitar, tres ingredientes locales de calidad.

Primero, el espacio, la piscina circular exterior del Gran Palas Experience de La Pineda, con vistas al mar y zonas de césped en las que plantar la toalla sin llenarse uno de arena. Un oasis de tranquilidad en la Costa Daurada, con juego de chorritos incluido para desentumecer los músculos.

Segundo, la música, que va a cargo de pinchadiscos del territorio. «Colaboramos con clubs de la provincia para que entre todos sumemos», explica Jordi Dieguez, Food & Beverage Manager del Gran Palas. En la última fiesta pasaron por cabina maestros de la mesa de mezclas como Marc Vidal de la emisora Loca Latino, Pau Brull, G-Monty, Prieto o Lens, además del saxofonista Bruno Lombart que marcó distinción con una actuación en vivo acompañado de una base rítmica. 

Y tercero, crear un ambiente único para que «los autóctonos se sientan queridos», añade Adrián Sarria, organizador del beach club. En un destino como La Pineda, que cada verano enfrenta la llegada de miles de turistas, sus vecinos agradecen –y mucho– que también lancen propuestas de ocio pensadas para ellos. Eso es todavía más exclusivo que muchos de los pubs del territorio que se anuncian en las redes sociales. Esas recomendaciones son  las que el viajero –ya no turista– busca al llegar por primera vez para vivir una experiencia local de calidad.

La de este domingo fue la última de las cuatro fiestas que organizan al año, atrayendo a más de 400 personas a lo largo de la jornada. «Tras la buena acogida de este tercer año continuaremos también el que viene», adelantó Dieguez de cara a las novedades que están barajando.
 

Temas

Comentarios

Lea También