Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Comer manzanas reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares

Investigadores de la URV analizan los beneficios de esta fruta para la salud

Diari de Tarragona

Whatsapp
El doctorando Andrée Sandoval con las investigadoras Rosa Solà (izquierda) y Úrsula Catalán, que son las supervisoras de su tesis.  FOTO: urv

El doctorando Andrée Sandoval con las investigadoras Rosa Solà (izquierda) y Úrsula Catalán, que son las supervisoras de su tesis. FOTO: urv

Investigadores del Grup de Recerca en Nutrició Funcional, Oxidació i Malaltia Cardiovascular (NFOC-Salud) de la Universitat Rovira i Virgili (URV) han constatado los beneficios de la ingesta de manzanas para la prevención de enfermedades cardiovasculares. El grupo ha analizado los estudios realizados hasta ahora sobre el efecto del consumo de manzanas de pulpa roja ricas en antocianinas para reducir el colesterol, en el marco del proyecto 'AppleCor'.

La prueba científica demuestra que los individuos que ingieren menos una manzana entera al día -unos 100 gramos-, al menos durante un año, reducen en un 14% el riesgo de morir por cualquier causa, en un 27% el riesgo de morir por ictus y en un 25% el riesgo de morir por un infarto cardíaco y de sufrir un ictus. Además, se reduce en un 9% el riesgo de hipertensión y en un 24% el riesgo de que la aorta se calcifican de manera grave.

Por otra parte, el efecto del consumo de manzanas, verificado mediante estudios de intervención nutricional, demuestra que tienen un efecto beneficioso en los niveles lipídicos sanguíneos. Así pues, comer una manzana al día durante al menos ocho semanas reduce los valores de colesterol total y de colesterol de baja densidad (LDL o 'colesterol malo'). A estos beneficios se añade que consumir una manzana al día aumenta los niveles de colesterol de alta densidad (HDL o 'colesterol bueno').

Los beneficios de esta fruta no sólo se limitan a los lípidos sanguíneos sino que también disminuyen los niveles de inflamación con la reducción de un grupo de proteínas conocidas como citocinas proinflamatorias y con otros marcadores de inflamación determinados en sangre, como la proteína C reactiva.

Mejora de la función arterial

Del mismo modo, la ingesta de 200 gramos de manzana entera provoca la reducción de la presión arterial sistólica y mejora la función arterial durante las dos horas después de haber consumido. Estas ventajas se demostraron consumiendo una manzana al día sin importar la clase, pero, como explica el equipo investigador, una gran parte de la magnitud de los efectos depende del origen geográfico de las manzanas consumidas, ya que condiciones como el clima, la temporada de cosecha y el tipo de suelo en modifican significativamente la composición nutricional.

Estos resultados forman parte del proyecto 'AppleCor', que ha recibido el apoyo del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, la Agencia Estatal de Investigación y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional. Dentro de este proyecto se enmarca la tesis doctoral de Andrée Sandoval, uno de los doctorandos cofinanciados por la Fundación La Pedrera, que también forma parte de los 45 doctorandos contratados a través del programa Martí i Franqués COFUND de la URV.

Temas

Comentarios

Lea También