Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Compra un teléfono móvil por internet en Tarragona y le mandan un queso de bola

Procesado por poner a la venta a través de la red productos que no tenía

Whatsapp

Viene de: Las estafas por internet proliferan por el aumento de compras on line

Un hombre que había comprado por internet a un particular un teléfono móvil recibió a cambio un queso de bola que, además, se encontraba en mal estado de conservación. El estafador fue condenado a pagar una multa de 270 euros por un delito leve de estafa, además de tener de devolver al perjudicado los 177,76 euros que pagó por la adquisición y por los gastos de envío. Así se recoge en la sentencia dictada por la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Tarragona, que confirma la dictada inicialmente por el Juzgado de Instrucción.

La sentencia señala que el acusado, Juan M.L., «con ánimo de obtener un beneficio patrimonial», publicó un anuncio en la aplicación Wallapop por el que supuestamente vendía un teléfono móvil Samsung Galaxy Note 3 por importe de 155 euros, más gastos de envío aparte. Como el comprador se interesó por dicho producto, ambos acordaron el envío del teléfono a través de una empresa de mensajería, previo pago del dinero, más los gastos de envío.

El 16 de diciembre del año pasado, el comprador acudió a la sucursal de la empresa de mensajería y, previo pago de 177,76 euros, se le entregó el paquete. Al abrir vio que en su interior había una pelota de queso en mal estado de conservación.


Productos inexistentes
Por otra parte, un hombre que puso a subasta a través de un portal de internet productos inexistentes se enfrentó a tres años de prisión acusado de un delito continuado de estafa. El acusado utilizó páginas fiables a través de internet. Se ganó la confianza de los compradores utilizando para ello un servidor de cobro garantizado (E Bay) mediante el uso fraudulento del anagrama de los mencionados servidores.

Con este sistema el hombre consiguió más de 4.000 euros mediante el ingreso en varias cuentas bancarias de su titularidad. Las cantidades de cada estafa iban desde los 200 a los 800 euros.–

a.j.

Temas

  • TARRAGONA

Lea También