Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Condenado por quinta vez por conducir sin carnet

La Audiencia Provincial ha impuesto al conductor del ciclomotor una pena de cinco meses y medio de prisión

Àngel Juanpere

Whatsapp
El acusado circulaba por la calle Armanyà de Tarragona sin tener carné. Foto: Google Maps

El acusado circulaba por la calle Armanyà de Tarragona sin tener carné. Foto: Google Maps

Un hombre ha sido condenado por quinta vez por conducir sin carnet –nunca lo ha obtenido–. Inicialmente, el Juzgado de lo Penal número 4 de Tarragona le había impuesto una pena de siete meses de prisión por un delito contra la seguridad vial por apreciar la agravante de multirreincidencia. Sin embargo, la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Tarragona la ha rebajado a cinco meses y medio de cárcel al fijar la agravante de reincidencia por una formalidad no demostrada durante el juicio.
Sobre las 12.50 horas del 15 de mayo del año pasado, el acusado circulaba por la calle Armanyà de Tarragona al volante de un ciclomotor marca Kymco modelo Dink 50. Fue interceptado por una patrulla de la Guàrdia Urbana, que realizaba un control de tráfico. Los agentes comprobaron que el condcutor nunca había obtenido la licencia o permiso de conducir, por lo que le abrieron diligencias penales.

El acusado fue condenado inicialmente por el Juzgado de lo Penal. En la sentencia se recoge que el 9 de julio de 2014 fue condenado por el mismo Juzgado a 60 días de trabajos en beneficio de la comunidad.

Había pasado poco más de un mes cuando el 15 de julio el Juzgado de lo Penal número 1 lo sentenció a 42 días de trabajos en beneficio de la comunidad.

El 1 de junio de 2015 volvió a ser condenado por el Juzgado de lo Penal 3, en este caso a 16 meses de multa. Y el 6 de noviembre, a 20 meses.

Recurso de apelación

El acusado presentó un recurso de apelación en base a dos cuestiones. La primera apuntaba a un error en la valoración de la prueba ya que consideraba que no generó un riesgo mayor al que se produce por el simple hecho de no tener licencia o permiso de conducir. Por ello, consideraba que sólo tendría que tener un reproche administrativo, como defienden algunas Audiencias Provinciales, como las de Zamora o Toledo. 

Pero para los magistrados de Tarragona, la reforma que se hizo del Código Penal venía a castigar lo que antes era un infracción administrativa. «No es un delito de resultado, ni exige un riesgo superior al que se produce por el solo hecho de hacerlo, criterio ya mantenido por esta Audiencia de manera reiterada». Por ello, rechazan la pretensión del acusado.  

Sí en cambio le da la razón en rebajar el grado de reincidencia porque en la sentencia no se había fijado la fecha en la que el penado dejó definitivamente extinguidas las penas.

Temas

Comentarios

Lea También