Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Condenados dos menores por parar un tren y apedrear a un vigilante entre Vila-seca y Reus

El magistrado les ha impuesto 14 meses de internamiento en un centro en régimen cerrado

Àngel Juanpere

Whatsapp
Condenados dos menores por parar un tren y apedrear a un vigilante entre Vila-seca y Reus

Condenados dos menores por parar un tren y apedrear a un vigilante entre Vila-seca y Reus

Uno de los episodios más graves ocurridos en los últimos años en la demarcación se produjo el 20 de julio del año pasado, donde no faltaron agresiones, lanzamiento de piedras a vigilantes y revisor e incluso la activación de la palanca de emergencia de un convoy. Los hechos ocurrieron en un tren y acabaron con cuatro detenidos. Dos de ellos –marroquíes– tenían 16 y 17 años y ahora han sido condenados por el Juzgado de Menores de Tarragona a 14 meses de internamiento en régimen cerrado en un centro, siendo los dos últimos de libertad vigilada como autores de un delito de desórdenes públicos, otro de atentado a agentes de la autoridad y dos delitos leves de lesiones. Sus progenitores deberán indemnizar a uno de los vigilantes con 150 euros y a otro con 240 por las lesiones sufridas. La medida impuesta por el magistrado es la que había solicitado la fiscal del caso, mientras que la defensa solicitaba la absolución.

Según recoge la sentencia, entre las seis y las siete de la tarde del 20 de julio de 2015 los dos menores viajaban en unión de otros dos jóvenes mayores de edad en un tren procedente de Barcelona con destino a Lleida. En el trayecto entre Vila-seca y Reus fueron requeridos por el interventor para que exhibieran los correspondientes billetes. El grupo se negó a ello, por lo que el revisor solicitó el apoyo de los vigilantes de seguridad que iban en el mismo convoy.

Una vez se acercaron al punto los vigilantes, los acusados adoptaron una actitud «agresiva y chulesca», persistiendo en su negativa y diciéndoles: «No vamos a pagar, ni hoy, ni mañana, ni nunca, subnormal. No hace falta que vengan estos gorilas». A la vista de ello, los dos vigilantes indicaron a los acusados que se acercaran a la plataforma de salida para apearse del tren en la próxima estación. Pero ellos respondieron diciendo: «No nos vamos a mover, haremos lo que nos dé la gana». Al ser obligados a ello, comenzaron a insultar y a amenazar a los vigilantes: «Ya os pillaremos sin el uniforme (...), os vamos a matar, (...), yo y mis hermanos del ISIS os cortaremos la cabeza a todos».

Finalmente, uno de los menores accionó la palanca de emergencia para parar el tren, forzando a continuación las puertas de salida y saltando a las vías, desde las cuales comenzaron a arrojar piedras al convoy, impactando varias de ellas en el brazo de uno de los vigilantes.

Uno de los menores reconoció, durante su declaración en el juicio, que iba en el tren, y que lo acompañaba el otro acusado –a pesar de que éste lo negó–. Los dos mossos d’esquadra que visionaron las imágenes del vídeo reconocieron a los dos menores, a los que ya conocían de intervenciones anteriores. Por su parte, una pasajera del tren –que grabó los hechos en vídeo– afirmó que los dos menores se encontraban en el tren y los reconoció «sin ninguna duda». Añadió que los dos participaron en los insultos y agresiones a los vigilantes a quienes, además, pretendían quitarles las porras y el spray.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También