Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Confinamiento de vecinos en Tarragona por un incendio en un párking subterráneo

El fuego se ha originado a las tres de la madrugada en la planta -1 de un aparcamiento que tiene salida por las calles Santa Joaquima de Vedruna y Antoni Maria Claret

Jordi Cabré-Àngel Juanpere

Whatsapp

Cinco dotaciones de Bombers, tres de la Guàrdia Urbana, patrullas de Mossos y ambulancias del SEM se han activado esta madrugada de jueves (hacia las 3.33 horas) a consecuencia de un incendio originado en un aparcamiento de tres plantas subterráneas que da a las calles Santa Joaquima de Vedruna y Antoni Maria Claret. Antiguamente, eran dos aparcamientos comunitarios, pero actualmente están separados.

El fuego ha obligado a confinar a los vecinos de los edificios superiores, concretamente los del número 8 de Santa Joaquima de Vedruna y el número 17 de Antoni Maria Claret. Aún así, ha habido muchos vecinos que han salido a la calle y no han podido volver hasta pasadas las cinco de la madrugada.

FOTO: Àngel Juanpere

Los Bombers han logrado entrar en el aparcamiento con máscaras de oxígeno ante la gran cantidad de humo tóxico acumulado en la entrada. Al poco han logrado llegar a la planta -1 y allí han visto que había dos coches quemándose, lo que se ha considerado que era el punto de origen del fuego.

Dos turismos y un ciclomotor se ha visto afectados por las llamas en esta planta y otros dos motos en la planta superior. El fuego ha aprovechado los conductos de ventilación para propagarse fuera de esta planta y por ello ha habido otros dos ciclomotores afectados por el incendio. También se ha quemado una tramode tubería de agua, que ha tenido que cortarse el suministro de agua. 

Tras apagar las llamas del párking subterráneo, se ha procedido a la ventilación de las plantas. El fuego y el humo también han afectado el entresuelo y el primer piso del número 17 de la calle Antoni Maria Claret y las persianas del mismo han sufrido el calor provocado por las llamas.

Poco después de las 5.20 horas, Bombers ha considerado que no había peligro y aquellos vecinos que han querido salir de sus casas cuando han visto la humareda han podido volver a ellas. El acceso al aparcamiento ha quedado restringido 

Temas

Comentarios

Lea También