Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Análisis

Confusión por la nueva señalización en la N-340

La Dirección General de Carreteras impulsará un estudio de la movilidad para cuando entre en funcionamiento el desvío de camiones por la autopista

Núria Riu

Whatsapp
La señalización provisional que se ha instalado cerca de Altafulla.  FOTO: Pere Ferré

La señalización provisional que se ha instalado cerca de Altafulla. FOTO: Pere Ferré

No, por el momento, no hay una fecha para el desvío de los camiones de la N-340 a la AP-7. La posibilidad de que esta medida pudiera implementarse de forma inminente se especuló a finales de la semana pasada, cuando aparecieron algunas señales provisionales cerca de Altafulla.

Esto hizo que se dispararan las alarmas, que finalmente han acabado siendo falsas, sembrando la confusión entre los conductores.
La señal no da pie a la confusión. Ubicada en la antigua N-340 desde la rotonda de La Móra a Altafulla, indica de forma provisional el desvío por la autopista.

Pese a ello, el Ministerio de Fomento ha asegurado que tan solo son carteles de «prueba» y, de hecho, está previsto que «se retiren» cualquier día de estos.

El porqué se ha decidido colocar estas señales, si finalmente tampoco serán las definitivas, se desconoce. Lo que sí ha explicado el Ministerio de Fomento es que van a hacerse pruebas de movilidad en este entorno para cuando se ponga en marcha la medida.

El punto que genera preocupación es el acceso a la AP-7 en Torredembarra- Altafulla. Para los vehículos que vienen desde Tarragona se hace a través de una rotonda elevada –en frente del polígono Industrial Roques Planes– en el que en verano y durante los fines de semana ya se generan importantes colas.

Si en adelante todos los camiones están obligados a pasar por la vía de pago y le sumamos los turismos que también la utilizarán (cuando el desplazamiento sea entre Ulldecona y Vilafranca del Penedès con menos de 24 horas de diferencia podrá circularse de forma gratuita) el tapón que se generará será considerable.

Para ello, la Dirección General de Carreteras está estudiando las alternativas que permitan evitar el colapso de la entrada a la autopista.

A la espera del desdoblamiento

En cuanto a la puesta en funcionamiento de la medida, Fomento indicó que no será «inminente». Cuando se alcanzó el acuerdo entre Fomento, la Generalitat y los alcaldes de los municipios afectados se estableció que sería a partir del día 1 de enero. Madrid y Barcelona rompieron su relación de forma definitiva el 1 de octubre y la iniciativa quedó en suspense hasta que se registraron nuevos accidentes con nuevas víctimas.

El pasado 11 de mayo, el secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar, aseguró en una visita a Tarragona que el Ejecutivo está tramitando el Real Decreto que permitirá sacar los vehículos pesados.

Acto seguido, el Consejo de Ministros deberá dar luz verde definitiva. Esto sin tener en cuenta lo que puede acabar pasando con la moción de censura, que se debatirá a partir de mañana en el Congreso de los Diputados, y que puede acabar desahuciando al Ejecutivo de Mariano Rajoy de la Moncloa.  

El estudio de estas rutas alternativas para evitar que la entrada a la autopista se convierta en un cuello de botella se produce a la espera de iniciarse definitivamente el desdoblamiento de la N-340 entre la rotonda de La Móra y La Pobla de Montornès. Se trata de un tramo de poco más de cinco kilómetros que está ahora en fase de redacción del estudio, después que el pasado 29 de noviembre, el Boletín Oficial del Estado (BOE) sometía a información pública el trazado previsto.

El presupuesto estimado de la obra es de 58,7 millones de euros.

Temas

Comentarios

Lea También