Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Consistorios y Port aceleran el pago de 19 millones al sector privado por el coronavirus

Las administraciones agilizan las facturas a los proveedores a raíz del decreto del estado de alarma para facilitar que las compañías cuenten con recursos y puedan abonar facturas

Octavi Saumell

Whatsapp
La crisis por el coronavirus ha provocado un parón en la actividad económica que pone en jaque al sector empresarial. FOTO: PERE FERRÉFUENTE: DATOS FACILITADOS POR LAS PROPIAS ADMINISTRACIONES

La crisis por el coronavirus ha provocado un parón en la actividad económica que pone en jaque al sector empresarial. FOTO: PERE FERRÉFUENTE: DATOS FACILITADOS POR LAS PROPIAS ADMINISTRACIONES

Las principales administraciones de la provincia de Tarragona han acelerado los pagos a los proveedores privados para evitar que, con el confinamiento obligatorio y la caída de la actividad económica, las empresas del territorio se vayan a pique. Así, desde que el presidente Pedro Sánchez (PSOE) decretó el estado de alarma el pasado 14 de marzo, los ayuntamientos, Consells Comarcals, Port y Diputació han agilizado los procesos para abonar las facturas pendientes y dotar de tesorería al sector privado para que este pueda pagar facturas, salvar puestos de trabajo y evitar el peor escenario.

El Diari ha consultado a las principales corporaciones públicas de las comarcas tarraconenses la cantidad que, durante los últimos 13 días, han abonado a sus proveedores de obras y servicios. En global, la cantidad que el sector público tarraconense ha puesto en circulación a lo largo de los últimos días asciende a unos 19 millones de euros.

El Ayuntamiento de Tarragona es, de largo, la administración que hasta la fecha tiene cerrados más pagos a sus proveedores, con un total de casi 3,9 millones de euros. De estos, 1.093.547 se abonaron entre el 16 y el 23 de marzo, mientras que el próximo miércoles –día 1– se sumarán otros 295.000. Asimismo, ya se ha cerrado un nuevo paquete de 2,5 millones, que se transferirá el 6 de abril. «Pagamos a diez días después de avalar la conformidad de la factura. Seguiremos con el mismo ritmo sin problemas», afirma el concejal de Serveis Centrals, Jordi Fortuny (ERC).

El otro gran consistorio de la demarcación –Reus– es la segunda corporación con un mayor volumen de facturas que se pagarán a lo largo del estado de alarma. En los próximos días, la administración de la capital del Baix Camp abonará un total de 458 facturas, que ascenderán a un importe global de 3.150.000 euros. De estos, ya se ha abonado el 42%, mientras que 1,8 millones se transferirán «entre la próxima semana y la siguiente», afirman las fuentes consultadas.

El Port paga 351 facturas

La primera corporación, sin embargo, que anunció que apostaba por acelerar el pago de facturas fue el Port de Tarragona. Según indica la corporación portuaria, desde el 14 de marzo ha abonado un total de 1,5 millones de euros entre 253 facturas de 155 proveedores. Además, la Autoritat Portuària prevé realizar pagos avanzados a principios de abril por valor de 1,2 millones más, que beneficiarán a 67 empresas, con un total de 98 facturas.

En global, en el primer mes de confinamiento el Port habrá inyectado 2,7 millones al sector privado. «El Port es lo que es gracias a las empresas que colaboran con nosotros. Formamos parte de un clúster, en el que todos cumplimos con nuestro rol para que la cadena de suministro no se rompa», indica el presidente portuario, Josep Maria Cruset.

Otras administraciones que, desde el 14 de marzo, también han llevado a cabo una importante inyección económica al sector privado son la Diputació de Tarragona (1,6 millones), Salou (1,4), El Vendrell (1,1) y Calafell (1).

«Salvar la tesorería»

El sector económico valora positivamente el acelerón para pagar facturas al sector privado. El presidente de la Cepta, Josep Antoni Belmonte, considera que «todas las medidas que se tomen y que ayuden a las empresas, pymes y autónomos se recibirán bien, ya que el futuro del tejido empresarial tiembla con la situación actual», a la vez que añade que «deben priorizarse todas aquellas actuaciones que sirvan para mantener la vitalidad de las pymes».

Antonio Cañete, secretario general de Pimec, ve «prioritario» el hecho de «evitar la caída del tejido productivo», que en la mayoría de casos ha provocado el derrumbe «de entre el 80% y el 100% de los ingresos», un hecho que le lleva a calificar como de «crítica» la situación actual.

Finalmente, el director de la Feat –Josep Lluís Aymat– califica como de «fantástica» la medida de agilizar los pagos por el Covid-19. «La tesorería será un punto clave para que muchísimas empresas puedan mantener su actividad», afirma el responsable del sector del transporte.

Temas

Comentarios

Lea También