Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Construcciones imposibles para celebrar el fin de curso

Los 113.397 alumnos del Camp de Tarragona inauguran hoy unas vacaciones de verano que se prolongarán 86 días
Whatsapp
Algunas de las figuras que crearon los alumnos. Todas las piezas tienen el mismo tamaño.  Foto: Juli Nomdedeu

Algunas de las figuras que crearon los alumnos. Todas las piezas tienen el mismo tamaño. Foto: Juli Nomdedeu

Los niños que entraban ayer al pabellón de la escuela de Sant Salvador no podían ocultar su asombro al ver lo que sus compañeros habían levantado con piezas de madera. Podían verse desde un gran puente con un tren hasta un templo asiático, figuras de animales y algún personaje famoso, como la estrella de los videojuegos Mario Bros.

Todo había sido construido con unas 35 mil piezas de madera del mismo tamaño y forma. El juego se llama Kapla y se basa en piezas que se unen sin puntos de fijación, sólo por el equilibrio de fuerzas, explicaba Josep Maria Bassa, coordinador del taller.

Ikhlas, una niña de quinto de primaria (en total participaron unos 350), estaba muy contenta con el taller, uno de los organizados para despedir el curso. «Me ha encantado. No me ha parecido tan difícil porque a veces ayudo a mi padre, que es paleta». A su lado, Kevin, del mismo curso, enseñaba contento un edificio que había realizado con sus amigos.

Incluso las maestras estaban asombradas con el nivel de concentración de los niños y el cuidado que tenían al colocar las piezas sin que nada se derrumbara. «Y eso que están todos nerviosos porque hoy se acaba el cole», reconocían.

 

Hasta el 14 de septiembre

Al igual que en Sant Salvador, en la mayoría de las escuelas se organizaban actividades especiales. Los niños del Cèsar August, por ejemplo, disfrutaban, entre otros, de una clase de Zumba; los de la escuela de El Serrallo hacían un festival con especial atención a los alumnos de sexto, que el año que viene irán al instituto. Otros, como el Pau Delclòs, tenían una tarde de fiesta organizada por el Ampa con concurso de baile, gigantes y baile de peonzas, y en La Salle los más pequeños disfrutaban de una fiesta del agua.

Los alumnos de preescolar, primaria y secundaria volverán a clases el próximo 14 de septiembre (son 113.397 en el Camp de Tarragona). Inauguran así 86 días de vacaciones de verano que algunos niños ayer ya comenzaban a celebrar. «Quiero mucha playa, mucha piscina», resumía sus planes Aitana, una niña de nueve años. A su lado su madre explicaba cómo tenía que arreglárselas porque sus vacaciones no son, ni remotamente, tan largas como las de ella. «Tiraremos de todos los recursos: el casal del cole, los abuelos y las vacaciones de su padre y mías».

Los ‘profes’ no tienen, no obstante, vacaciones todavía. Según el calendario del Departament d’Ensenyament, trabajarán hasta el 30 de junio y deben reincorporarse el 1 de septiembre.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También