Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Copisa renuncia a las obras del Palau d'Esports

Según ha podido saber el Diari, la firma considera que el proyecto es 'económicamente inviable'

Octavi Saumell

Whatsapp
Imagen virtual del aspecto que ofrecerá el futuro palacio de deportes, que se ubicará en el anillo mediterráneo de Campclar. Foto: DT

Imagen virtual del aspecto que ofrecerá el futuro palacio de deportes, que se ubicará en el anillo mediterráneo de Campclar. Foto: DT

La Unión Temporal de Empresas (UTE) adjudicataria de las obras del Palau d’Esports –Copisa, Calaf y Sau- ha comunicado a la Generalitat de Catalunya que renuncia a las obras de construcción del equipamiento que debe alzarse en el anillo mediterráneo de Campclar. Según ha podido saber el Diari, la firma considera que el proyecto es ‘económicamente inviable’, por lo que ha notificado al Govern que, finalmente, no asumirá el encargo que la administración autonómica le realizó el pasado 10 de marzo. En el concurso público que se convocó el pasado otoño, esta empresa presentó una oferta de 8.062.331 euros para realizar la obra en un plazo de 12 meses.

Se trata de la segunda compañía que rechaza asumir esta construcción, después de que hace un mes la UTE formada por Dragados, Garcia Riera y Construcciones Rubau hiciera lo mismo.

El nuevo ‘no’ es supone un importante contratiempo para la ejecución de una de las instalaciones clave de los Juegos del Mediterráneo de 2017. Inicialmente, los planes del Govern era poner la primera piedra del equipamiento el pasado mes de febrero. Sin embargo, la doble renuncia retrasará de forma considerable el calendario. El objetivo es que la instalación –que tendrá capacidad para 5.000 espectadores- esté lista para la inauguración del evento deportivo, que se llevará a cabo el 30 de junio de 2017.

 

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También