Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Cortan la calle Pere Martell por el incendio en la cocina de un piso

La inquilina dejó una paella en el fuego y se ausentó un momento. Las llamas alcanzaron la campana extractora y los muebles
Whatsapp
Los bomberos, con la autoescalera, llegaron al piso siniestrado a través de la ventana. Foto: Àngel Juanpere

Los bomberos, con la autoescalera, llegaron al piso siniestrado a través de la ventana. Foto: Àngel Juanpere

Gran susto el que se dio ayer la inquilina de un sexto piso de la calle Pere Martell cuando vio que la cocina estaba ardiendo debido a la sartén que había dejado en el fuego. Los bomberos lograron extinguir rápidamente las llamas, mientras la mujer era atendida por el personal sanitario en la calle. Durante más de una hora la Guàrdia Urbana cortó intermitentemente al tráfico la vía. La circulación fue desviada hacia la calle Higini Anglès.

El incidente se produjo sobre las doce y cuarto de la mañana en el número 12. La inquilina del piso –está de alquiler– puso una paella al fuego y se ausentó unos minutos. Cuando volvió a la cocina observó que las llamas habían alcanzado la campana extractora y también se estaban quemando los muebles anexos, lo que originó gran cantidad de humo. Una persona detectó, desde la calle, que salía a través de una ventana, por lo que alertó a los bomberos. Posteriormente se recibieron otras llamadas informando de que dentro del piso había gente. El resto de vecinos del bloque, al correr la noticia del incendio, salieron a la calle rápidamente.

Cinco dotaciones de bomberos se trasladaron al lugar y desde la calle comprobaron que salía humo por una ventana. Mientras parte del personal extendía una línea de agua a través de la escalera del bloque, el resto subía a través de la autoescalera para rescatar a las personas que pudieran encontrarse dentro. Finalmente no fue necesaria su intervención ya que la única inquilina logró bajar por la escalera acompañada por unas vecinas. Una vez en la calle, fue atendida por el personal sanitario, aunque no quiso ser trasladada al hospital para una revisión. Posteriormente, ante la imposibilidad de volver a su piso, se marchó al domicilio de una de sus hijas, que acudió al lugar.

 

Extinción

Los bomberos, provistos de equipos autónomos de oxígeno, accedieron al piso y con el agua de la propia vivienda sofocaron el incendio. Las llamas sólo dañaron la cocina, mientras que el resto de la vivienda y la escalera resultaron afectados por el humo.

A las 12.55 horas, el responsable de los equipos de extinción autorizaba que los vecinos –algunos con sus mascotas– volvieran a sus domicilios. La gran presencia de vehículos de emergencia levantó mucha curiosidad entre la gente. Decenas de personas se pararon para ver qué pasaba.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También