Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Crece el conflicto laboral entre los técnicos de ambulancia y Egara

Los trabajadores piden igualdad en las condiciones y exigen que la empresa subrogue a los 22 empleados del transporte no urgente
Whatsapp

Tensa es la situación entre los técnicos sanitarios de las ambulancias y la empresa concesionaria del servicio, la UTE Egara-Lafuente. El pasado mes de septiembre, una de las empresas que forman la UTE –Lafuente Serveis Sanitaris– entró en suspensión de pagos, lo que significa que los 22 trabajadores afectados se encuentran en unas peores condiciones de trabajo que el resto de técnicos que dependen de las otras empresas de la UTE. Unos y otros se han unido para pedir la igualdad de condiciones laborales.

En el año 2014, la UTE Egara-Lafuente se hizo con el concurso de transporte sanitario en el lote del  Camp de Tarragona, y también en las Terres de l’Ebre. Antes de la adjudicación, los técnicos de ambulancias de Tarragona trabajaban, todos juntos, en la empresa STS Ambulàncies. Pero esto cambió con la llegada de la UTE Egara-Lafuente. «Nos dividieron entre las empresas y los agravios comparativos empezaron a hacerse visibles», explica David Luri, presidente del comité de empresa. Lafuente Serveis Sanitarios se hizo cargo de 22 trabajadores, todos técnicos de transporte sanitario no urgente.

«Nos dividieron entre las empresas y los agravios comparativos empezaron a hacerse visibles»

Algunas de las diferencias entre las condiciones laborales de unos y otros son, por ejemplo, «que a los trabajadores de las ambulancias Lafuente no les limpian la ropa, ni les dan otra de recambio, cobran tarde y desde otra entidad bancaria, no cuentan con departamento de recursos humanos, las ambulancias están en un muy mal estado de conservación y la mutua para accidentes laborales es distinta», aseguran desde el comité.

Suspensión de pagos
El pasado mes de septiembre, la empresa Lafuente entró en suspensión de pagos. «A los trabajadores les paga otra empresa, Egara, pero siguen con las mismas condiciones», explica Luri. Por todo esto, los técnicos de ambulancias piden que los 22 técnicos de Lafuente puedan pasar a ser trabajadores de Ambulàncies Egara. «Pero nos dicen que ya han tramitado la documentación y que están a la espera de la autorización por parte del CatSalut», explica.

Este periódico se ha puesto en contacto con CatSalut, quien asegura que el pasado 23 de octubre ya el director firmó una resolución a favor de que Egara pueda empezar con la tramitación. Por su parte, fuentes de Egara asegura que aún hay cosas pendientes y que, de momento, no se ha llevado a cabo la subrogación. Pero aseguran que sí es su intención.

Temas

Comentarios

Lea También