Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

'Creía que la magia era pan comido'

Entrevista a Melanie Cacho, maga

Jordi Cabré

Whatsapp
Melanie Cacho quiere reivindicar el papel de la mujer en el mundo de la magia y su último espectáculo gira en torno a esta propuesta. Foto: Lluís Milián

Melanie Cacho quiere reivindicar el papel de la mujer en el mundo de la magia y su último espectáculo gira en torno a esta propuesta. Foto: Lluís Milián

Melanie Cacho es una tarraconense de 26 años que espera dedicarse toda la vida a la magia. Tiene terminados los estudios de Educación Infantil, pero su pasión está en el ilusionismo. En 2008 creó su primer número y desde entonces no ha dejado de crecer y mejorar su técnica. Ahora viaja por toda Catalunya con su último espectáculo –Amazing–, que está apadrinado por nada más y nada menos que el famoso Mag Lari.

 

- Melanie es nombre artístico, ¿verdad?

- Para nada. Tengo entendido que mis padres me lo pusieron por la actriz Melanie Griffith.

 

- Pues le da el pego.

- Ya sabían que sería artista cuando creciera (se ríe).

 

- ¿Qué hace una educadora infantil haciendo magia?

- Todo empezó en un espectáculo del Mag Lari en el Metropol en 2007.

 

- ¿Le atraía el ilusionismo?

- Nunca me había llamado la atención este mundo.

 

- ¿Cómo?

- Me dejó tan cautivada que salí del espectáculo queriendo hacer lo mismo que él.

 

- ¿Con 17 años no se es un poco mayor para empezar?

- Es una edad muy guay. Estaba estudiando y tenía tiempo.

 

- ¿Salió del Metropol y se fue a comprar cajas de magia?

- Perseguí al Mag Lari como una loca para pedirle consejo cada vez que ponía en práctica un truco.

 

- Parece serio. ¿La ignoró?

- El Mag Lari es una persona muy próxima. Poco a poco me iba ayudando y así empecé.

 

- Y en casa, ¿qué tal?

- Me han apoyado mucho desde siempre, pero me aconsejaron que siguiera estudiando.

 

- Debuta en 2008 con ‘Obre els ulls’. ¿Un año es tiempo suficiente para salir a escena?

- Estaba convencida. A día de hoy, admito que no.

 

- ¿Por qué?

- No era un espectáculo propiamente. Más bien un conjunto de trucos entrelazados. Pero con 18 años sólo quieres hacer magia y me tiré a la piscina.

 

- ¿Trucos propios?

- No. Copiados del Mag Lari, pero los puse en práctica y me quedé tan ancha.

 

- ¿Para quién actuó primero?

- La familia. Después me contrataron por las fiestas de barrio de Sant Ramon. Fue mi debut oficial.

 

- ¿Nervios?

- Muchos. Pero admito que siempre he tenido morro para estas cosas.

 

- Magia de proximidad, ilusionismo... ¿Cuál es su especialidad?

- Me encanta la magia de escenario, los espectáculos con ilusionismo, pero hago magia de proximidad cuando toca. Combino las diferentes variantes en función del público que haya.

 

- ¿Algún día le ha salido rana?

- Claro que sí. Pero tienes un chiste o alguna salida con humor para camuflar tu error. Y el público no se da cuenta.

 

- ¿Entrena mucho?

- Al principio pensaba que esto era pan comido. Pero he visto que es muy duro y que hay que echarle muchas horas.

 

- ¿Y se puede vivir de ello?

- Cuesta, pero pienso que sí.

 

- ‘Ilusions’ es su segundo espectáculo y lo presenta en 2009. ¿Cambio radical o perfección de ‘Obre els ulls’?

- Borrón y cuenta nueva. Ya no eran trucos del Mag Lari entrelazados. Tenía mejor aspecto.

 

- ¿Tiene contados cuántos trucos diferentes pone en práctica hasta ‘Amazing’, su último espectáculo (2015)?

- Ufff!! Ni idea.

 

- ¿Recuerda alguno que siempre lo pone en práctica?

- Un marco de cuadro donde colocamos un globo en el centro y al estallar aparece un pañuelo. Es uno de los que utilizo frecuentemente.

 

- ¿Y la última creación que ha puesto en marcha?

- Amazing es un espectáculo diferente. Reivindico el papel de la mujer en el mundo de la magia. ¡Ya está bien de salir de azafatas semidesnudas!

 

- ¿Y el número tiene relación con esta reivindicación?

- La maga soy yo y un chico, Jaume Clapés, es el que hace de partner. Sacamos a una chica entre el público y de una maleta repleta de Kens le hacemos escoger uno. Y vestido igual que en la maleta, aparece a tamaño real dentro de una caja.

 

- ¿Por qué hay pocas magas?

- Siempre he pensado que no hay mujeres porque la magia es un juego y los chicos están más predispuestos a ello.

 

- Conoce al Mago Pop. ¿Cómo es?

- Conozco a Antonio Díaz desde hace muchos años, cuando todavía no era conocido. Es un tío sencillo y muy próximo.

 

- ¿Es el mejor?

- Está entre ellos. Para mí, el Mag Lari y el Mago Pop son mis dos referentes en este mundo.

 

- ¿Alguno más?

- David Copperfield, claro.

 

- ¿Cada vez es más difícil sorprender al espectador?

- Sí. Hacer magia y sorprender es muy difícil. Hay que buscarle una historia. El juego de magia puede ser lo menos importante del espectáculo.

 

- Póngame un ejemplo.

- Ponemos en una caja tres pañuelos sucios y los sacamos limpios. Luego la rompemos para demostrar que no había nada dentro de la caja. Pero si cambias la caja por otra con forma de lavadora, un poco de música y ambiente... el truco se convierte en una cosa fascinante y divertida.

 

- ¿Pueden vivir sin la tele?

- Cuanto más salimos, mejor para nuestra superviviencia.

 

- Es una tarraconense que actúa lejos de casa. Lo de nadie es profeta en su tierra...

- Le soy sincera. No lo entiendo. Las veces que he actuado en la ciudad ha salido todo a pedir de boca. Confiamos que en el futuro volvamos... Me encanta actuar en mi ciudad.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También