Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Críos de 12 años rompen cristales de la OMAC de Torreforta

Un vecino de este barrio de Tarragona alertó del acto vandálico poco después de las ocho de la tarde de este domingo. Mossos d'Esquadra y Guàrdia Urbana no han localizado de momento a sus autores

J.Cabré

Whatsapp
Imagen del cristal roto de una de las ventanas de la OMAC de Torreforta. Foto: Pere Ferré

Imagen del cristal roto de una de las ventanas de la OMAC de Torreforta. Foto: Pere Ferré

Un vecino de Torreforta no daba crédito a lo que estaba viendo. Pasaban pocos minutos de las ocho de la tarde de este domingo cuando en una de las paredes de la OMAC (Oficina Municipal d'Atenció ciutadana) de este barrio de Ponent de Tarragona había críos de corta edad tirando piedras. Los chavales estaban dentro de la remodelada Plaça Primer de Maig, que limita con la fachada de la Escola Torreforta y la parte trasera de esta oficina municipal.

Algunas de las piedras que cogieron del parque acertaron de lleno a una de las ventanas del inmueble, haciendo añicos el cristal. Se trata de un despach interior y hasta esta mañana nadie se había percatado del incidente, puesto que no es una dependencia de cara al público.

El testigo apuntó a los Mossos d'Esquadra que serían una media docena de adolescentes y calculó que sus edades estarían entorno a los 12 años e incluso alguno de los presentes sería más pequeño.

Llamó al 112 y al teléfono de emergencias, que derivó una patrulla de los Mossos d'Esquadra de la comisaría de Campclar, sede central de la Policía Autonómica y a pocos metros del lugar del aviso.

Los agentes comprobaron los daños en el edificio municipal y avisaron a la Guàrdia Urbana de lo ocurrido. Realizaron una vuelta por el barrio en busca de estos críos, con resultado negativo.

La Guàrdia Urbana llegó minutos más tarde. Comprobó los daños y realizó un informe para que el Ayuntamiento hoy lunes realizara una inspección interior del inmueble por si había otros daños imperceptibles desde el exterior. Aparentemente, sólo los cristales deberán cambiarse. El resto del despacho no hay daños colaterales de esta chiquillada.

Fuentes municipales han confirmado estos hechos vandálicos del domingo, pero añaden que aún se desconoce la autoría. El testigo apuntó a los mossos que eran media docena de críos (había niños y niñas en el grupillo) y que tras lograr su propósito huyeron del lugar para no ser descubiertos.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También