¿Criterios sanitarios o intereses partidistas?

PSC y PDeCAT se quedan solos defendiendo las elecciones el 14F o antes de Setmana Santa. Un tuit del jefe de comunicación de Junts enciende las redes

Octavi Saumell

Whatsapp
Aspecto que ofrecía ayer el hemiciclo del Parlament de Catalunya, completamente vacío. FOTO: EFE

Aspecto que ofrecía ayer el hemiciclo del Parlament de Catalunya, completamente vacío. FOTO: EFE

"Ara tenim més temps per guanyar bé. #30M". Este tuit publicado ayer por el jefe de comunicación de Junts per Catalunya, Pere Martí Colom, encendió las redes sociales y es una clara muestra de la polémica existente sobre si la decisión de pasar la cita con las urnas del 14 de febrero al 30 de mayo se ha tomado en base a criterios sanitarios o por intereses partidistas. En el tuit, difundido a las 14.51 horas –pocos minutos después de confirmarse el aplazamiento electoral–, Pere Martí enlazó un sondeo realizado por Electomanía en el que se aprecia un triple empate entre ERC (21,9% de intención directa de voto), PSC (21%) y Junts per Catalunya (20,4%). 

Las reacciones, lógicamente, no se hicieron esperar. «Y ahora que alguien se crea que el aplazamiento electoral es por motivos sanitarios», replicó la tarraconense y número ‘2’ del PP por Barcelona, Lorena Roldán, mientras que en el bloque independentista Carles Castillo –número ‘4’ de ERC por Tarragona– calificó el escrito como de «absolutamente indigno». Según datos de ayer, el índice de riesgo de la Covid en el Camp de Tarragona ascendía a 714 puntos, cuando antes de Navidad la cifra era la mitad: 388. Asimismo, en las Terres de l’Ebre el índice llegaba a 963, cuando el 22 de diciembre era de 234, según datos del Departament de Salut, que también indican que la velocidad de propagación en ambas regiones sanitarias es de 1,17 y 1,45 respectivamente.

Junts capitaliza las críticas

Pese a todo ello, el polémico tuit realizado desde Junts echó gasolina al fuego de la polémica, capitaneando de esta manera los de Puigdemont la responsabilidad mediática del aplazamiento. El candidato por Tarragona, Albert Batet, intentó rebajar la tensión a primera hora de la tarde en declaraciones al Diari. «Estamos preparados y queremos votar, pero era necesario un acto de responsabilidad para garantizar que haya todas las garantías sanitarias», indicó el político vallense, quien reiteró que el posicionamiento de su formación «se ha tomado en base a las valoraciones de los especialistas de Salut».

En la misma linea se expresó la ‘1’ de ERC en Tarragona, Raquel Sans, quien justificó que el cambio al 30 de mayo «se basa en criterios sanitarios en una situación de máxima complejidad». Esquerra, que sigue al frente en las encuestas pero sin dispararse, reitera que «desde un punto de vista de las garantías democráticas debe priorizarse que pueda votar el máximo número de gente». Por su parte, el exsocio de Junts –el PDeCAT– se mostró especialmente beligerante con el Govern. «Han tenido dos meses para preparar los comicios, pero no han hecho nada», afirmó el ‘1’ en Tarragona de los de Àngels Chacón. Marc Arza. «Podrían haber habilitado más de un día de votación, sedes electorales al exterior o impulsar el sufragio electrónico, pero no se ha avanzado en nada», criticó.

Amplio consenso

Lo cierto es que el resultado de la cumbre de partidos fue muy claro: Ciutadans, ERC, Junts, Comuns, PP y CUP respaldan el aplazamiento, mientras que PSC y PDeCAT eran los más reticentes. La candidata socialista por Tarragona, Rosa Maria Ibarra, también hizo referencia al tuit de Junts, citando que «més clar, l’aigua» sobre el hecho de que «la decisión no se toma por criterios epidemilógicos». Los socialistas, de hecho, habían propuesto la fecha del 14 o del 21 de marzo «para evitar el posible repunte tras Setmana Santa» y, quien sabe, si para que no se diluya el «efecto Illa». De hecho, Ciutadans disparó contra el flamante ‘1’ del PSC. «Nos sigue preocupando que su candidato, que es a la vez la autoridad competente en la lucha contra la pandemia, esté más preocupado por mantener sus expectativas electorales, reales o ficticias, que de garantizar la salud del conjunto de la ciudadanía», afirmó el cabeza de cartel de Cs por Tarragona, Matías Alonso, quien de esta forma evidenció el distanciamiento con los socialistas tras el «fichaje» del exlíder de Ciutadans en la Plaça de la Font, Rubén Viñuales, como número ‘2’ del PSC.

En medio de todo esto, Jordi Jordan (Comuns) recalca que «no sería lógico ir a votar con los hospitales llenos», mientras que Inma Rodríguez (PP) recuerda que «Alejandro Fernández fue el único en alertar que no habría elecciones el 14 de febrero». Finalmente, Laia Estrada (CUP) avala la decisión, si bien exige que estas «vayan de la mano de más medidas sanitarias, sociales y económicas para hacer frente a la pandemia». Desde hoy se inicia, pues, una maratón electoral que se alargará durante 134 días y que pasará por Carnaval, Setmana Santa, Sant Jordi y el Primer de Maig. Que la fuerza nos acompañe.

Temas

Comentarios

Lea También