Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Cruce de cartas entre Miguel Cardenal y Ballesteros

El presidente del CSD pide explicaciones al alcalde al entender que en su entrevista en el 'Diari' dio por hecha la aportación estatal
Whatsapp
Ballesteros, charlando con Cardenal el pasado 27 de agosto en presencia de Jordi Sierra. Foto: Alfredo González

Ballesteros, charlando con Cardenal el pasado 27 de agosto en presencia de Jordi Sierra. Foto: Alfredo González

Nuevo capítulo en las negociaciones entre el alcalde de Tarragona, Josep Fèlix Ballesteros, y el secretario de Estado para el Deporte, Miguel Cardenal, a propósito de los Juegos Mediterráneos y de la aportación estatal a la cita deportiva. Ambos dirigentes se han enviado sendas cartas en los últimos días a raíz de las declaraciones de Ballesteros en la entrevista que publicó el Diari el pasado domingo día 6. 

El pasado viernes, tras conocer las declaraciones de Ballesteros, Cardenal le envió una carta. En ella, le pide explicaciones porque considera que el alcalde, en la entrevista, da por confirmado que el Estado aportará a los Juegos una cantidad específica. «Para mi sorpresa, he leído tus declaraciones en el diario de Tarragona [sic]. Vuelves a afirmar que haremos una contribución de 15 millones, y argumentas algo que no es cierto, que no está por escrito porque no hemos ido a las reuniones, cuando sabes perfectamente, y lo has admitido, que nunca ha existido un compromiso del Estado como el que alegas», asegura Miguel Cardenal en la misiva.

En este sentido, el máximo responsable político del deporte español pide a Ballesteros que evite repetir afirmaciones de este tipo:«Dejando de lado otros temas que tampoco coinciden con lo acordado (...), te ruego que midas este tipo de declaraciones, pues no ayudan a conseguir el objetivo perseguido».

En su misiva, Miguel Cardenal le recuerda al alcalde tarraconense:«Te dejé mi teléfono móvil y te reiteré lo importante que era trabajar con lealtad». Y sentencia:«Desde el Gobierno de España queremos participar en los Juegos, y ayudar a Tarragona y las subsedes [sic], pero como he señalado públicamente y convine contigo en tu despacho, es inaceptable que seas tú el que decidas cuál es la contribución que corresponde a los demás».

Por todo ello, Cardenal insta al Ayuntamiento a «recuperar las bases del trabajo mutuamente acordadas», y que enumera:«1.- Determinación del plan óptimo de inversiones para hacer unos Juegos dignos per acordes a la situación económica actual. 2.- Fijación de la contribución del CSD. 3.- Determinación de la forma en que esa contribución se iba a llevar a cabo».

La reacción desde Tarragona no se ha hecho esperar. El consistorio considera que se ha tratado de un malentendido inoportuno, en un momento en que las relaciones con el CSD fluyen en sentido muy esperanzador. Por eso, ayer mismo Ballesteros respondió a Cardenal también por carta. En ella, le insiste en que «quedan totalmente superadas las diferencias y desencuentros», para iniciar «una nueva etapa basada en el diálogo y la lealtad institucional».

El alcalde no duda en pedir disculpas:«Lamento profundamente que mis declaraciones realizadas al Diari de Tarragona fueran interpretadas como un motivo de desconfianza. Nada más lejos de mis verdaderas intenciones».

Es más:Ballesteros se ha ofrecido a matizar públicamente sus afirmaciones:«Si crees que es necesario que por mi parte realice alguna matización o aclaración respecto a dichas declaraciones, quedo a tu disposición para realizarlas en los próximos días», le asegura el alcalde a Cardenal en la carta enviada ayer. Además, Ballesteros reitera que «las bases de trabajo conjunto» que se establecieron en la reunión mantenida entre ambos el 27 de agosto «son sólidas».

Por último, el alcalde le recuerda a Cardenal que en el pleno del 4 de septiembre ya agradeció públicamente «la nueva etapa de relación con el CSD», así como «el apoyo recibido hasta la fecha por el Gobierno de España y en especial por la consideración de los Juegos Mediterráneos de 2017 como «evento de excepcional interés público».

 

Conversación telefónica

Además de aclarar el malentendido por carta, Ballesteros contactó ayer mismo vía telefónica por Miguel Cardenal para conversar con él y constatar que no existe ningún problema entre ambos. Pese a encontrarse estos días enfermo, el alcalde insistió en hablar personalmente con el presidente del CSD para evitar que considera únicamente un malentendido pudiera poner en riesgo la colaboración mutua entre las dos instituciones.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También