Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Cs rompe con el PSC en TGN por «venderse a Puigdemont»

La formación naranja ataca a Ballesteros por el intento de pactar con Junts per Tarragona, a quien ofreció Territori y Espais Públics

Octavi Saumell

Whatsapp
Rubén Viñuales y Josep Fèlix Ballesteros, en diciembre tras el acuerdo presupuestario. FOTO: Cedida

Rubén Viñuales y Josep Fèlix Ballesteros, en diciembre tras el acuerdo presupuestario. FOTO: Cedida

Las negociaciones de última hora del PSC con Junts per Tarragona y los Comuns no han gustado, para nada, a Ciutadans. Ayer, el alcaldable de la formación naranja –Rubén Viñuales– arremetió contra Josep Fèlix Ballesteros, a quien acusó de «querer venderse al partido de Puigdemont». 

El líder de la formación que el pasado 26 de mayo sumó cuatro concejales criticó, de esta manera, la propuesta que los socialistas pusieron sobre la mesa a Dídac Nadal (Junts per Tarragona) que, entre otras cuestiones, contemplaba que los soberanistas gestionaran las concejalías de Urbanisme y Espais Públics. «Es una medida a la desesperada. Es lamentable ver cómo los socialistas se están intentando vender a todo el mundo para mantener sus sillas», criticó Viñuales, quien de esta manera rompe relaciones con el PSC de cara al próximo mandato. 

«Será muy difícil que podamos colaborar, ya que Ballesteros ha incumplido una de sus promesas, como es la de no pactar con los independentistas. Pues bien, lo intentó primero con Esquerra, luego con los Comuns y, ahora, con Junts per Tarragona, el partido de Carles Puigdemont. ¿De verdad creía que esto no es una linea roja para nosotros?», se preguntó Viñuales, quien denuncia que el aún alcalde en funciones «ha demostrado que no es una persona de fiar».  

El líder de Ciutadans critica que el candidato del PSC «ha engañado a una inmensa mayoría de sus votantes» por el flirteo con Junts per Tarragona y ERC, y lamenta que el aval «antinatural» de Junts, En Comú Podem y CUP a Pau Ricomà «provocará que la ciudad empeore en los próximos años». 

«Un legado fantástico»

La portavoz de la Agrupació Local del PSC, Sandra Ramos, reconoce que «una vez que los Comuns descartaron el acuerdo quedaban pocas opciones», a la vez que indica que el contexto general «con el juicio y las manifestaciones no han ayudado en el diálogo con Dídac Nadal». La número ‘2’ de la candidatura de Josep Fèlix Ballesteros resalta que con En Comú Podem «teníamos muchas coincidencias programáticas», y recuerda que «nos vamos después de haber gobernado 12 años, haber ganado las elecciones y dejar un legado fantástico»

Finalmente, José Luis Martín (PP) también se muestra crítico con la nueva etapa que se inicia justo mañana. «Desde el PP creemos que es una mala noticia que Tarragona tenga un gobierno independentista, apoyado por populistas y radicales de izquierda. Debemos ser conscientes de que los votos a dos partidos no independentistas, VOX y Comunes, han hecho posible que nuestra ciudad tenga un alcalde independentista. Estaremos vigilantes para que Tarragona no se ponga al servicio del separatismo», resaltó el edil popular, que hasta mañana ejerce como primer teniente de alcalde.

Temas

Comentarios

Lea También