Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

C’s y CUP no creen que aumentar las sanciones ‘sea la solución’

ERC pide ‘priorizar’ la lucha contra el incivismo, mientras que el PDeCAT quiere ‘intensificar’ los controles

Octavi Saumell

Whatsapp
El Fortí de la Reina, en la Punta del Miracle, cuenta con más de una decena de pintadas. Foto: Pere Ferré

El Fortí de la Reina, en la Punta del Miracle, cuenta con más de una decena de pintadas. Foto: Pere Ferré

Las formaciones de la oposición del Saló de Plens están divididas sobre la posibilidad de incrementar las sanciones económicas por el incivismo, ya sea contra el mobiliario urbano o las pintadas contra el patrimonio histórico. A partir del próximo mes de octubre, el alcalde Josep Fèlix Ballesteros (PSC) tiene  la intención de convocar una Junta de Portaveus para abordar una problemática que, a día de hoy, no cuenta con el consenso de las cinco formaciones que no están actualmente en el gobierno municipal de la Plaça de la Font. 

El portavoz de Esquerra Republicana, Pau Ricomà, lamenta que «hay mucho incivismo y, además, Tarragona no es una ciudad limpia». En este sentido, el máximo representante de la formación independentista considera que «los primeros responsables son los incívicos, pero el alcalde ha anunciado en varias ocasiones que lucharía contra ello como una prioridad, y la realidad es que no logra tirarlo hacia adelante». 

‘Un problema de ciudad’

Rubén Viñuales (C’s) considera que el incivismo «es uno de los grandes problemas de la ciudad», y recuerda que «respecto a los grafitis, hay otras ciudades donde se organizan concursos de artistas para realizar obras de calidad en las zonas afectadas para mejorar su imagen». A juicio del líder de la formación naranja, «aumentar las sanciones no es la solución, pero sí que lo sería incrementar el control y la ejecución de las multas impuestas, conjuntamente con formación en los centros escolares». 

El portavoz del PDeCAT, Albert Abelló, lamenta la «inadmisible desidia» que, a su juicio, «hay con espacios como la Pedrera Medieval de Tamarit» y argumenta que «deben intensificarse las actuaciones para evitar el menosprecio y la falta de respeto hacia la historia y el patrimonio de Tarragona». El líder del partido soberanista critica el «inmovilismo del gobierno municipal», por ejemplo, con «una de las Voltes del Circ Romà, que continua abandonada en un vertedero ilegal». 

‘Hace falta prevención’

Laia Estrada (CUP) asegura que «el origen del incivismo es la desconexión entre el individuo y el bien común», por lo que considera que «si queremos una ciudad más cívica no es necesario tener sanciones más elevadas, sino fomentar políticas de participación que apoyen el sentimiento de pertenencia». En esta linea, la concejal anticapitalista recuerda que «el concepto de civismo nació en Estados Unidos en los años noventa para esconder la destrucción de servicios sociales que el neoliberalismo estaba desarrollando...».  

La portavoz de ICV,  Arga Sentís, indica que «es necesario luchar contra el incivismo con sanciones económicas, pero también con trabajos para la comunidad y medidas que permitan corregir conductas». La edil ecosocialista remarca que «muchas veces es difícil identificar a los responsables», por lo que pide «más prevención» con acciones urbanísticos como «crear entornos que se cuiden y que la gente lo sienta suyo, lo valore y los respete». 

Temas

Comentarios

Lea También