Cuando la vida cultural vuelve a la normalidad en TGN

Coreografías y tambores. Las entidades del Carnaval y de la Setmana Santa recuperan los ensayos y preparan actos, tras un año de parón por la pandemia

CARLA POMEROL

Whatsapp
La comparsa Colours Fantasy ensayando ayer en el patio de una escuela. FOTO: Fabián Acidres

La comparsa Colours Fantasy ensayando ayer en el patio de una escuela. FOTO: Fabián Acidres

Eran las once de la mañana de ayer cuando en el patio de la Escola Els Àngels de La Granja se juntaba un grupo de personas para ensayar las primeras coreografías. Los protagonistas eran los componentes de la comparsa de carnaval Asociación Colours Fantasy. En la otra punta de la ciudad, a la misma hora, pero con unos grados menos de temperatura, otro grupo de gente se reunía para tocar el tambor. Era en el aparcamiento del faro y, en esa ocasión, los protas eran los timbalers del Sant Enterrament. Con estos dos escenarios encima de la mesa, podemos asegurar que la vida cultural y tradicional de la ciudad vuelve, poco a poco, a la normalidad. Después de la cabalgata de Reyes, será el turno del Carnaval y de la Setmana Santa. Los responsables de estas dos festividades ya se preparan para dar lo mejor de sí, aunque también son conscientes de la inminente llegada de la sexta ola. Con prudencia, pero también con ilusión. Así lo explican.

Solo la rúa del sábado

Antes de la llegada de la pandemia, las comparsas del Carnaval tarraconense empezaban a ensayar las coreografías en septiembre. El año pasado no hubo ensayos y, este, la incertidumbre provocada por la Covid ha obligado a retrasarlos hasta hace unos días.

La comparsa Som i Serem Urban Style inició los ensayos hace tres semanas. El punto de encuentro para aprenderse las coreografías es en Les Gavarres, todos los domingos por la mañana desde ahora y hasta el 26 de febrero. «Durante la semana hacemos talleres en grupos reducidos para confeccionar los disfraces», explica Laura Pérez, responsable de la entidad, quien añade que «la respuesta de la gente ha sido muy buena. Están motivados y con muchas ganas. Somos nosotras las que ponemos un punto de realismo viendo lo que viene», dice Pérez.

La Banda del Sant Enterrament se encontró en el aparcamiento del faro. FOTO:  Fabián Acidres

Tal como avanzó el Diari hace unos días, este Carnaval no contará con el tradicional concurso para escoger el Rey y la Concubina del año siguiente. Además, la presencia de las comparsas se limitará a la rúa del sábado. Esto ha hecho que la mayoría de entidades hayan optado por cambiar el disfraz por otro más económico, y guardar el que ya estaba hecho para el Carnaval de 2023, cuando se concurse. «Por norma general, nos gastamos entre 300 y 350 euros. Este año serán 120 euros», explica Pérez.

Por otro lado, la comparsa Colours Fantasy empezó los ensayos la semana pasada en el patio de un colegio del barrio de La Granja. Para hacerse una idea, de 142 personas que había en 2019, ahora quedan 95. «La razón es que hay familias muy tocadas por los ERTE, y no pueden asumir tantos gastos», dice Oscar Urgel, presidente de Colours Fantasy. Por otro lado, Urgel asegura que no existe miedo a contagiarse. «El 96% de la comparsa está vacunada», añade.

Domingo significa tambor

La Setmana Santa también es una fecha muy marcada en Tarragona. Que se celebre o no este año es un misterio todavía por resolver. Por si acaso, algunas bandas de tambores ya han empezado los ensayos. Casi todas lo hacen también los domingos por la mañana. «Es muy extraño, y a la vez emocionante, reunirnos todos otra vez con los tambores colgando», comenta Jordi Vidaller, responsable de la Banda de Timbals del Pas de la Presa de Jesús. Vidaller explica que ha habido cinco bajas. «Es normal, la gente se ha buscado otras aficiones a lo largo de la pandemia», dice.

Por su parte, el presidente de la Agrupació d’Associacions de la Setmana Santa de Tarragona, Francesc Seritjol, asegura que «la idea es poder hacer el máximo número de actos, siempre que la pandemia nos deje». Cabe recordar que el año pasado no se celebró el acto central de la Setmana Santa de Tarragona, la procesión del Viernes Santo. Este año caerá el 15 de abril y, por el momento, se desconoce si se podrá celebrar. Si todo va sobre lo previsto, los misterios empezarán a ensayar a partir de enero. «Ahora estamos asesorándonos sobre qué medidas de seguridad tomar debajo de los misterios», apunta Seritjol. Sea como sea, la cultura y la tradición tarraconense retoma su camino.

Temas

Comentarios

Lea También