Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

‘Cuando voy al cine me olvido del móvil’

Perspectivas. Con motivo de su 75 aniversario, OCine acogió en Girona un interesante debate sobre el futuro de la experiencia del arte y la exhibición cinematográfica

Eduard Castaño

Whatsapp
Los cinco ponentes (Fernando De la Rosa, Claudia Dans, Berta Segura, Edmon Roch y Eduardo Escudero), junto al moderador Guillem Terribas. FOTO: Orbyce com.

Los cinco ponentes (Fernando De la Rosa, Claudia Dans, Berta Segura, Edmon Roch y Eduardo Escudero), junto al moderador Guillem Terribas. FOTO: Orbyce com.

Coincidiendo y celebrando el 75 aniversario de su fundación, la empresa de exhibición cinematográfica Ocine (que cuenta con varios complejos en la provincia de Tarragona) organizó hace unos días un interesante debate que trataba de desvelar hacia dónde camina el cine del futuro, en cualquiera de sus facetas.

Bajo el título La experiencia del cine del futuro. Nuevos públicos y nuevas necesidades de los espectadores, destacados distribuidores, exhibidores, productores, millennials y público en general expusieron sus perspectivas de hacia dónde se dirige este puntal del actual ocio.

El debate contó con la presencia de Berta Segura, CEO de DMentes; Fernando de la Rosa, CEO de Foxize; Edmon Roch, productor y director en Ikiru Films; Eduardo Escudero, director de negocios de A Contracorriente Films y Claudia Dans, ejecutiva de marketing para la Startup South Summit, y conocida millennial.

Guillem Terribas, presidente del colectivo de críticos Truffaut, se encargó de hacer de moderador.

El acto se llevó a cabo en OCine  Girona, donde además de los ponentes participaron críticos del cine y representantes de los medios de comunicación. En la apertura, el empresario Narcís Agustí, presidente y segunda generación de OCine, manifestó la intención de la familia Agustí por continuar creciendo y mejorando, anticipándose a las exigencias de los espectadores.

Prueba de ello es que la empresa cuenta con un ambicioso plan de expansión a dos años vista que comprende la inauguración de 33 nuevas salas de exhibición.

Previo al debate, cada ponente explicó su visión del cine hoy, y cuál cree que puede ser el futuro camino para la industria. En su intervención Berta Segura destacó la importancia de las experiencias sociales y el disfrute a través de momentos únicos que se asocian al cine, más allá de ir a ver una película. Considera que «la sala del cine de mañana puede convertirse en un punto de streaming y albergar nuevos contenidos», tras «compartir numerosas experiencias que se llevan a cabo en el mundo».

La próxima transformación

Por su parte, Fernando de la Rosa, que incidió en la tercera ola de la transformación digital que se vivirá en los próximos 30 años y transformará los servicios, aseguró que la manera de seguir adelante no es a través de la competencia con plataformas o pantallas, sino de la colaboración. Insistió en la segmentación como clave de progreso, afirmando que «cuando elegimos, renunciamos a algo y como negocio, hay que decidir a qué se apuesta».

En su intervención, Edmon Roch señaló que «la competencia es muy sana, de nuevas ventanas, de nuevos formatos, porque nos obliga a ser mejores. Ahora hay tantas posibilidades de elección que es un privilegio tener la capacidad para escoger lo que queremos. Eso obliga al mundo de la exhibición a ser mejor. Y a nosotros a no olvidar que somos creadores de contenidos para el público».

El director de negocios de la distribuidora A Contracorriente Films, Eduardo Escudero, se mostró de acuerdo en que el consumo de cine debería ser una experiencia colectiva, que debería enseñarse en las aulas, y declara que «la buena experiencia del cine genera mayor afición por seguir disfrutando del cine», si bien alertó sobre la importancia de comunicar de forma personalizada cada película para ‘acertar’, lo que no siempre ocurre. «Las nuevas tecnologías nos ayudan a testar. No ha habido época con mayor oferta y consumo en contenido», concluyó.

La millennial Claudia Dans expresó un punto de vista distinto y reflexionó sobre el incremento de consumo de nuevas plataformas digitales, con las que muchos de su generación se sienten más identificados, y cree que «el cine no ha avanzado tan rápido como lo hemos hecho nosotros». Sin embargo, también ve el cine como un espacio de desconexión «estamos muy conectados con el teléfono todo el tiempo, y cuando voy al cine, lo olvido por un rato». 

En definitiva, los ponentes expusieron percepciones y vivencias distintas acerca del cine, pero todos coincidieron en que el futuro de la sala oscura evolucionará mediante: experiencias inmersivas; contenido de calidad pensado para el espectador; colaboración con plataformas; formatos innovadores y acercarse a nuevos espectadores mediante la personificación.

Temas

Comentarios

Lea También