Más de Tarragona

Cuarto ataque con aceite usado a una floristería de Tarragona

Los hechos han ocurrido esta madrugada. Los daños ascienden a unos 400 euros

Àngel Juanpere

Whatsapp
Estado en que quedó el escaparate de la floristería después del ataque de esta madrugada. Foto: DT

Estado en que quedó el escaparate de la floristería después del ataque de esta madrugada. Foto: DT

Nuevo ataque con aceite usado esta madrugada a una floristería situada en la confluencia de las calles Prat de la Riba con Higini Anglès. Uan persona ha echado líquido sobre el escaparate, que ha quedado completamente ennegrecido. Se trata del cuarto episodio de este tipo que sufre el establecimiento desde el pasado 1 de noviembre. Su propietario, Alfonso León, apuntaba al Diari que en esta ocasión los daños ascienden a unos 400 euros: unos 200 para la pintura y 200 más para la limpieza. 

El 1 de noviembre, en la festividad de Todos los Santos, también tiraron el bote con el producto negro al interior de la floristería. Los hechos se repitieron día 2 de diciembre. Sin embargo, en aquella ocasión el individuo –que se tapaba el rostro– llegó a entrar dentro de la tienda, donde roció flores y pared con el líquido, abandonando también la botella de litro y medio. Los daños fueron más cuantiosos: unos 2.200 euros en flores y plantas y 2.000 más en pérdida de material y accesorios.

Y el pasado 4 de enero, sobre las ocho y media de la noche el individuo volvió a actuar, como se ve en la grabación de las cámaras. El hombre, sin inmutarse, pasó por delante del establecimiento y roció el escaparate, sin pararse ni un momento. Fue una acción de apenas cuatro segundos. Terminada su acción, el hombre tiró la botella de plástico al suelo.

obre las ocho y media de la noche del miércoles el individuo volvió a actuar, como se ve en la grabación de las cámaras. Es un hombre alto, vestido con un chandal de color oscuro con rayas blancas, calzado deportivo blanco y un gorro de color rojo.
El hombre, sin inmutarse, pasó por delante del establecimiento y roció el escaparate, sin pararse ni un momento. Fue una acción de apenas cuatro segundos. Terminada su acción, el hombre tiró la botella de plástico al suelo. 

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También