Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Cuatro años de prisión para una banda especializada en robar pisos

Un tercer integrante, sentenciado por vender los objetos sustraídos pese a ser absuelto de pertenencia a grupo criminal
Whatsapp
Parte del material recuperado por los investigadores en los registros. Foto: Mossos

Parte del material recuperado por los investigadores en los registros. Foto: Mossos

En diciembre del año pasado, los Mossos d’Esquadra detuvieron a tres ciudadanos de Georgia acusados de haber entrado a robar en ocho pisos de Tarragona y Reus. En el registro domiciliario se les encontró gran cantidad de efectos sustraídos así como herramientas presuntamente utilizadas para la comisión de los delitos. El fiscal sostenía que la banda estaba formada por cinco personas: dos fueron detenidos –junto con una tercera persona por receptación de objetos robados–, otro se encuentra en paradero desconocido y dos más no han podido ser identificados. Ahora, la Audiencia Provincial de Tarragona ha condenado a los tres arrestados. Dos de ellos –Nika Ch. y Savle M– a medio año de prisión por pertenencia a grupo criminal –el tercero, Vlas P., ha sido absuelto de este delito–, la mitad de la pena solicitada por el fiscal. Savle ha sido sentenciado a cuatro años y medio de cárcel por su participación en cuatro robos, mientras que en tres había intervenido Nika, que ha sido condenado a cuatro años de prisión –el fiscal pedía seis años y tres meses–. Finalmente, por el delito de receptación, Vlas P. ha sido sentenciado a un año y tres meses. Durante el juicio ninguno de los tres quiso contestar a las preguntas del fiscal;sí lo hicieron a las de sus abogados.

Para la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial, Nika Ch., Savle M. –en situación irregular en España y con una orden de expulsión de 29 de enero de 2014– y una tercera persona de la misma nacionalidad formaban parte de un grupo integrado por individuos de nacionalidad georgiana afincado en Tarragona. Estaba dedicado de forma habitual a la perpetración de delitos contra el patrimonio consistentes en acceder al interior de domicilios mediante el sistema conocido como bec de lloro, por las herramientas utilizadas para la fractura de las cerraduras de la puerta principal de las viviendas, para posteriormente lucrarse con la venta o empeño de los objetos previamente sustraídos.

Los tres miembros de la banda se encargaban de acudir a los domicilios, forzar las cerraduras de entrada y apoderarse de todo aquello que tuviera valor económico, especialmente joyas, para más tarde, bien personalmente o encomendándoselo a otras personas del mismo grupo o ajenos al mismo, realizar la posterior venta o empeño de los objetos sustraídos.

Las viviendas

La banda estaba acusada de ocho robos entre el 4 de agosto y el 2 de diciembre de 2013. Sin embargo, los magistrados consideran que sólo ha quedado demostrado que Nika y Savle participaron ambos en tres: el 22 de noviembre en la calle Joan Busquets Crusat de Reus, el 2 de diciembre en la avenida de Salou de Reus y el mismo día en la calle Joaquim, Icart de Tarragona. Savle abría robado también en un piso de la calle Antic Pas del Ferrocarril, en Reus.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También