Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Servicios

Cuatro de cada 10 quejas en la aplicación Epp! son por la limpieza

Las incidencias a través de esta herramienta móvil crecieron en un 32% en un año. Ya es el canal que más usan los ciudadanos para denunciar los desperfectos en la vía pública 

Norian Muñoz

Whatsapp
La aplicación permite subir una foto del desperfecto y geolocalizarlo de manera automática.

La aplicación permite subir una foto del desperfecto y geolocalizarlo de manera automática. Lluís Milián

La aplicación para móviles Epp!, lanzada en 2015, ya es la forma que más usan los tarraconenses para quejarse de los desperfectos en la vía pública; de hecho, el año pasado las incidencias comunicadas a través de esta vía llegaron a las 5.258, una media de diez cada día y un 32% más que el año anterior.

Además de los problemas reportados por medio de la Epp!, otros 3.551 se denunciaron llamando al Telèfon Verd (el 977 296 222 y el e-mail mediambient@tarragona.cat) y sólo 146 a través de la página web de la aplicación (web.tarragona.cat/epp), mucho menos conocida.

Igual que en años anteriores, los problemas de limpieza pública fueron los que coparon la mayoría de las quejas de la Epp!, 1.921 (el 37%), seguidas de reparaciones que corresponden a la brigada 1.620 (el 31%).  El tercer lugar, aunque a distancia, lo ocupan las incidencias en parques y jardines.

Cierres ¿en falso?

De las 8.955 incidencias recibidas el año pasado a través de todos los medios, el ayuntamiento da por resueltas 6.752; el resto, explican fuentes municipales, quedan pendientes de resolución por ser trámites que necesitan de la implicación de más de un departamento o por cuestiones tales como requerimientos a particulares.

Justamente esa es una de las quejas de los usuarios de la aplicación (que tiene una calificación de tres estrellas sobre cinco en la App Store): que se dan por cerradas incidencias que no lo están.

Desde el ayuntamiento aclaran que «hay muchas personas que reciben el mensaje de incidencia resuelta y eso no necesariamente quiere decir que lo que se comunica esté reparado o resuelto, sino que deben clicar el icono +I y ver el mensaje que el sistema envía. El mismo puede ser, por ejemplo, que se necesitan más datos para tramitar la incidencia porque la ubicación no es precisa o falta información; que no es competencia municipal y se ha gestionado a través del ente competente, o que el departamento competente está realizando trámites ya que no todas las incidencias son de fácil resolución». 

Por orden de llegada

Con la aplicación, que es gratuita y está disponible tanto para el sistema operativo iOS como para Android, el usuario puede describir el aviso, adjuntar una fotografía y geolocalizarla si se tiene activado el GPS del móvil; si no, la dirección también se puede introducir de manera manual. 

Una vez que se recibe la incidencia, se pasa al departamento correspondiente. Este filtro de información se hace diariamente a excepción de los fines de semana, cuando no trabajan. Una vez asignado a los departamentos correspondientes, envían una «respuesta de resolución» a los responsables de la aplicación.

El viernes hicimos la prueba enviando un aviso sobre el agujero que hay en una acera en el lugar donde antes se encontraba un árbol. En 30 minutos nos avisaron de que la incidencia había sido recibida. Esperaremos noticias. 

Apuntan que el tiempo de resolución es muy relativo, puede ser prácticamente inmediato en el caso de residuos o limpieza, de un mes en el caso de desperfectos, o varios meses en el caso de requerimientos a particulares u otros entes no municipales.

Más residuos voluminosos 

Entre las incidencias en la vía pública que se reciben a través de la aplicación Epp! y el Telèfon Verd hay un importante número de actuaciones que en este caso no entra en la contabilidad: la recogida de residuos voluminosos. Sólo el año pasado se recibieron 3.799 llamadas por este motivo, 497 más que el año anterior. La cifra, de hecho, ha ido aumentando desde el 2014.
A pesar de que persisten las quejas sobre muebles, colchones y todo tipo de objetos dejados en la calle, lo cierto es que el Ayuntamiento dispone de un servicio gratuito de recogida. Para activarlo hay que llamar al Telèfon Verd y acordar cuál es el contenedor más cercano y la hora a la que se pasa a recoger. Otra opción es llevar esos desperdicios a las deixallerías fijas o móviles.

Valga como referencia que en el año 2016 la recogida incontrolada de estos residuos voluminosos costó 371.251,35 euros.
Dejar este tipo de residuos en la vía pública puede implicar una multa de entre 100 y 300 euros.

 

Temas

  • limpieza

Comentarios

Lea También