Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Tarragona

Cuatro veces Patrimonio Mundial

Tarragona conmemora con orgullo los 15 años del reconocimiento de su conjunto monumental por parte de la Unesco y aprovecha para recordar que puede presumir de otras tres nominaciones

Redacción

Whatsapp
El acto tuvo lugar ayer por la tarde frente a la Capçalera del Circ. Foto: Lluís Milián

El acto tuvo lugar ayer por la tarde frente a la Capçalera del Circ. Foto: Lluís Milián

Tarragona celebró ayer los 15 años de su nominación como Patrimonio Mundial con un acto solemne y muy significativo:la inauguración de la nueva Plaça de la Unesco, que así ha pasado a llamarse el espacio frente al Hotel Imperial Tarraco donde confluyen la Via Augusta, la Rambla Vella, el Vial J. Bryant y el Passeig de Sant Antoni. Un punto emblemático en el que se fusionan pasado y presente de la ciudad y muchos de sus valores.

De ahí que sea, según la concejal de Patrimoni, Begoña Floria, el lugar ideal para dedicarle una plaza a la Unesco.«Todo lo que ha habido aquí en los últimos 2.000 años ha generado nuestro paisaje histórico. Pero el lugar es especial también por otras cosas. No sólo porque aquí se unen patrimonio romano, medieval, moderno y contemporáneo, sino que confluye también otro elemento esencial para Tarragona: el mar. Es el punto que conecta la ciudad con el mundo mediante la Via Augusta y el Port. Por eso es el lugar ideal para dar a conocer nuestra voluntad de universalidad, ligada a nuestra voluntad de tarragonisme», argumentó la edil durante el acto.

El evento, presidido por el alcalde de Tarragona, Josep Fèlix Ballesteros, contó también con la presencia de numerosos invitados, como por ejemplo los alcaldes de las demás localidades implicadas en la nominación del conjunto de Tarraco como Patrimonio Mundial –Roda de Berà, Constantí y Altafulla–, miembros del consistorio tarraconense, la que era concejal de Patrimoni en el año 2000, Maria Mercè Martorell, o el actual presidente del Grupo de Ciudades de la Humanidad de España, José Luis Rivas, alcalde de Ávila.

Justo tras las palabras de Begoña Floria, se descubrió la placa que de ahora en adelante identifica a la plaza:«Plaça de la Unesco. Tarragona, patrimoni Mundial», dice la pieza de mármol, que a continuación especifica que Tarragona no es Patrimonio Mundial sólo gracias a la designación de la que ahora se celebran 15 años y que afecta a su legado romano. Lo explicó el alcalde Ballesteros durante su intervención:«La placa no sólo contempla la nominación del año 2000, sino las otras tres que nos corresponden como ciudad. Los castells, la dieta mediterránea y finalmente una nominación que muchos tarraconenses no saben que tenemos: el arte rupestre de la cuenca mediterránea, porque en nuestro término municipal hay dos pequeños vestigios de este arte», reveló el alcalde. Ballesteros añadió:«Tarragona es el único conjunto monumental de Catalunya que es Patrimonio Mundial. En España somos 15. Pero que tenga cuatro nominaciones no conozco ninguna otra ciudad».

‘Quince años de alegrías’

El alcalde recuerda con cariño «la gran alegría» que supuso la declaración del 30 de noviembre de 2000. «Recuerdo cuando recibí la llamada. Y recuerdo sobre todo la fiesta espectacular que se celebró en el Camp de Mart», explicó. Por eso considera que el de ayer, justo el día en que se cumplía década y media de la efeméride, era «el día adecuado» para inaugurar la Plaça de la Unesco. «Hoy celebramos 15 años de la nominación, pero sobre todo 15 años de alegrías», justificó.

Ballesteros acabó asegurando que el valor patrimonial de Tarragona es «mérito del pasado, pero sobre todo del presente y del futuro». «Es nuestra responsabilidad trasladar a nuestros sucesores estas cuatro nominaciones», concluyó.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También