Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Dar una voz científica

Desde el 2013 la Unidad ComCiència de la URV se encarga de comunicar los diferentes avances que se llevan a cabo en la universidad a partir de noticias, actividades y talleres

Amalia Alonso

Whatsapp
Imagen de los cuatro miembros del grupo. FOTO: CEDIDA

Imagen de los cuatro miembros del grupo. FOTO: CEDIDA

Es fácil reducir la función de la universidad a las actividades relacionadas con la docencia. Sin embargo, también realiza una importante labor en el campo de la investigación e innovación que, a menudo, pasa desapercibida. En la Universitat Rovira i Virgili hay más de 130 grupos de estudio de diferentes ámbitos y se publican más de 1.000 artículos anualmente en revistas especializadas. Por tanto, la producción científica es muy significativa. De esta manera, surgió la necesidad de comunicar estos resultados y hacerlos llegar a la sociedad, así como de crear un equipo que se dedicara exclusivamente a ello. A mediados de 2013, después de recibir financiación de la Federación Española para la Ciencia y la Tecnología, esta carencia se desvaneció con la fundación de la Unitat de Comunicació de la Ciència, conocida como ComCiència.

El grupo universitario tiene dos objetivos principales. Por un lado, comunicar y hacer accesibles los diferentes descubrimientos que se llevan a cabo en la URV a partir de canales propios o de los medios de comunicación. Por otro, divulgar la ciencia y hacerla interesante para todos los públicos. Hoy por hoy, cuatro personas forman el equipo de trabajo de ComCiència, una de ellas a jornada completa y las otras tres se dedican con mayor o menor intensidad dependiendo de la época. «Todos los que trabajamos en la Unitat estamos muy motivados e implicados», confirman los miembros. «Nos comporta mucho esfuerzo y trabajo que no se ve pero es necesario», continúan.

Su ritmo y actividad varía según la época del año. Por ejemplo, en noviembre, durante la Setmana de la Ciència y los días previos, realizan un seguimiento constante. Además, cuando hay talleres o conferencias, preparan proyectos o informaciones relacionadas con la investigación correspondiente. «Escribimos las noticias, las validamos con los investigadores y las publicamos en las distintas plataformas», añaden.

Con tal de hacer más atractiva la ciencia, el departamento organiza actividades para todos los públicos. «De hecho, los únicos que no abarcábamos eran los alumnos de primaria y justo este año, juntamente con el Institut Català d’Investigació, realizamos una actividad para que los niños y niñas se empiecen a relacionar con los científicos», explican. Según sus miembros, la clave del éxito se encuentra en pensar talleres interactivos que permitan que el público participe de una manera u otra. «Se trata de evitar que las actividades sean unidireccionales», coinciden.

Café y ciencia

Una de las iniciativas de la unidad es ‘Ciència a La Cantonada’, un ciclo de tertulias científicas que se organizan cada segundo martes del mes a partir de las 20 horas en el local tarraconense La Cantonada. Los temas que ocupan estas charlas son muy diversos y suelen estar relacionados con la actualidad, desde la medicina o la química hasta la inteligencia artificial o la música pop. «La finalidad es sacar el conocimiento de la universidad y transportarlo a un entorno social y relajado donde los investigadores expliquen conceptos básicos de su trabajo», afirman.

La sesión de hoy se titula Crònica d’una mort publicitària y estará a cargo de Natàlia Lozano, profesora de Comunicación en la URV. El discurso tratará sobre los cambios en los hábitos de consumo de las personas a la hora de cubrir sus necesidades informativas y de cómo las marcas han tenido que adaptar la publicidad a una audiencia activa. «Estamos muy contentos de avanzar hacia nuestra consolidación como unidad», concluyen.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También