Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

De gestos a retos ilegales

Crónica. La moda de poner los tres dedos en la frente y los dos en el ojo con la mano hacia atrás se ha convertido en un ritual veraniego

Álex Faura Gómez

Whatsapp
Dos jóvenes de Navarra haciendo el gesto del verano del ‘Delle Alli Challenge’.    FOTO:Leyre Garijo

Dos jóvenes de Navarra haciendo el gesto del verano del ‘Delle Alli Challenge’. FOTO:Leyre Garijo

El verano da para mucho y las modas se convierten en una auténtica tradición en cada época estival.

Este año ha triunfado el Delle Alli Chalenge, gesto que el futbolista del Tottemham Delle Alli puso de moda en todo el planeta. La acción consiste en poner tres dedos en la frente y con los otros hacer un agujero en el cual se puede ver el ojo. La dificultad está en que el brazo tiene que estar hacia atrás al igual que la mano.

Incluso algunos youtubers han hecho tutoriales de cómo realizar este gesto. La clave está en hacerlo de forma normal, bajar los tres dedos que van a ir a la frente, darle la vuelta a la mano e introducirla en la cara para que los dos dedos estén entre el ojo y acabar con los tres en la frente de forma recta.

Otra de las excentricidades de este verano ha sido la del In My Feelings Challenge protagonizada por el cantante Drake. No es recomendable hacerlo ya que conlleva un riesgo alto. Se realiza en el coche. Consiste en que el copiloto se baje del vehículo en marcha y con la puerta abierta, baile la canción de Drake a baja velocidad. Todo esto mientras el conductor graba todo lo que está haciendo el que protagoniza el reto.

Incluso la policía alertó de que ha pillado a personas realizando este gesto, que es un delito ya que el conductor está grabando mientras conduce y, para colmo, lo hace con una puerta abierta del coche. 

Otra de las ‘novedades’ de este verano ha sido el baile del Swish Swish de la famosa cantante Katy Perry. Esta coreografía carece de dificultad ya que consiste en un movimiento de brazos bastante rápido. La clave está poner uno delante de otro a gran velocidad e ir cambiando el orden continuamente. Siempre con los puños cerrados y acompañándolo con un buen movimiento de cadera.

El reto de bailar con el coche en marcha conlleva riesgos que pueden costarle la vida al que lo realiza y graves sanciones por conducir grabando y con una puerta abierta para el conductor

Se lo hemos visto a hacer a millones de personas, pero uno de los más sorprendentes fue  Marc Márquez: el piloto de MotoGP del Repsol Honda lo hizo cruzando la línea de meta y encima de la moto tras vencer una carrera.
 

Joaquín, un referente
Si miramos a España, una de las modas que ya lleva durando más de un año es imitar la famosa palabra Hulio de Joaquín, futbolista del Real Betis. La famosa frase «no sé ni coger una raqueta Hulio», que dijo el futbolista en una entrevista en la que estaba el ex jugador Julio Baptista, se ha convertido en una de las frases más dichas de todo el año.

Incluso aficionados al fútbol han puesto en las camisetas de sus equipos el dorsal 17 con Hulio a la espalda, hecho que explica hasta qué punto ha calado.

El veterano futbolista puso también de moda el baile del Malecom mediante un vídeo emitido por redes sociales donde se veía al crack del Betis realizando unos pasos cómicos y con estilo.

Temas

Comentarios

Lea También