De la alegría a la esperanza... ¡un gozo!

El Padre Francis fue ordenado presbítero el sábado. Es el florecer de una vocación germinada en los Padres Rogacionistas

LUIS DE GRANDES

Whatsapp
Imagen del acto de ordenación del pasado sábado en la Catedral de Tarragona. FOTO: CEDIDA

Imagen del acto de ordenación del pasado sábado en la Catedral de Tarragona. FOTO: CEDIDA

El pasado fin de semana, los católicos de Tarragona y, especialmente los amigos de Loreto, hemos vivido un acontecimiento extraordinario, la ordenación presbiterial de un Diácono, el ya Padre Francis. Una alegría que nos conduce a la esperanza… Un GOZO! como afirmó nuestro Arzobispo Metropolitano de Tarragona y Primado Monseñor Joan Planellas i Barnosell. Un auténtico gozo por el florecer de una vocación sacerdotal germinada en el fértil jardín espiritual de la congregación de los Padres Rogacionistas.

El Padre Francis Ferruci Cayao Cañete, es un fruto del padrinazgo de familias de Tarragona amigos del Loreto, en ayuda de niños y jóvenes filipinos acogidos por el padre Carmelo Capizzi, en su obra “Saint Anthony’s Boys Village” (Ciudad de los Muchachos), donde ingresó en el año 2002, cursando la ESO y donde fue distinguido con el galardón más importante de la institución, El «Rogate Award», distinción que encendió más su decisión de dedicarse a los demás, siguiendo el ejemplo de los Padres Rogacionistas, y devolver un día a sus bienhechores la caridad que él había recibido.

En el año 2006 entró en el Seminario, donde cursó los estudios filosóficos y teológicos. En el año 2017 fue enviado a Tarragona como misionero colaborador en la Comunidad Rogacionista y ordenado diacono en 2019.

La primera eucaristía, en el Loreto

El pasado 12 de diciembre fue ordenado presbítero en la catedral de Tarragona, por el Arzobispo Metropolitano y Primado. El día siguiente Domingo, celebró su primera eucaristía, en el santuario de la Santísima Virgen del Loreto, recordándonos, en su homilía que estamos en el tercer domingo de Adviento, el domingo de “Gaudete”, el domingo de la alegría, una alegría verdadera y perpetua que solo podemos encontrar en Dios, con humildad, honestidad y hospitalidad.

El padre Francis, la víspera de su ordenación estaba tranquilo y según me dijo, pasó la noche recordando sus catorce años de camino vocacional y pensando que iba a ser ordenado en un lugar lejano, con un idioma nuevo y acompañado de personas que le habían aceptado, lo que le hacía sentirse muy acogido. Su ordenación coincidía con la conmemoración del 50 aniversario de la presencia de los Padres Rogacionistas en Tarragona, y esto le Ilusionó especialmente, porque este feliz aniversario era motivo de alegría para todos, la congregación de los padres Rogacionistas, la Comunidad de Loreto, los colaboradores y feligreses.

Nos recordó que el era uno de aquellos niños que había encontrado una esperanza a través de la obra social de los Padres Rogacionistas en filipinas, y nos emocionó al decirnos que nuestra caridad había sido la chispa que dio germen a la historia de su vocación.

El Padre Provincial, Padre Gaetano Lo Russo nos confirmó el deseo de la congregación Rogacionista por permanecer en Tarragona, a pesar de la dificultad ocasionada por falta de vocaciones, y nos comunicó el deseo de la comunidad Rogacionista en Tarragona, de que la luz, encendida, de la torre del campanario del Santuario continuase anunciando, desde este centro de espiritualidad la presencia de la fe cristiana en Tarragona, y el compromiso de los Padres Rogacionistas, para prestar, sin discriminación alguna, ayuda humanitaria y asistencia espiritual a todos los que la precisen. Labor que vienen realizando desde la llegada del Padre Ernesto Butano, continuada por el Padre Carmelo Capizzi, y actualmente por los Padres Mario Buonano y Padre RG Cagbabanua.

Finalizó la celebración con otra alegría, El saludo vía videoconferencia del Padre General de la Orden Rogacionista acompañado de nuestro recordado Padre Mateo. ¡Un auténtico Gozo …!

Temas

Comentarios

Lea También