Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

"Debemos potenciar los conjuntos escultóricos"

Francesc Seritjo, presidente de la Agrupació d´Associacions de la Setmana Santa de Tarragona

Carla Pomerol

Whatsapp

"Debemos potenciar los conjuntos escultóricos"

Con sólo 35 años, Francesc Seritjol se enfrenta a su primera Semana Santa como presidente de la Agrupació. Su abuelo era patrón de una embarcación del Serrallo. «Era de esos pescadores que vivían en la Part Alta». De ahí su vinculación con el barrio. Seritjol es también secretario del Gremi de Marejants y director del Institut Escola de l’Agulla del Catllar. Es una persona inquieta, pacífica y no le gusta demasiado salir a la foto.

-¿Qué le viene a la cabeza cuando oye las palabras Semana Santa?

-Tradición, sentimiento, cultura, fe y familia.

-¿Cuál es el acto más especial para usted?

-El momento de la recogida. A parte de ser el presidente de la Agrupació d’Associacions de la Setmana Santa de Tarragona, también formo parte del Gremi de Marejants. El momento más especial llega el Viernes Santo, sobre las cuatro y media de la tarde, cuando los Armats del Gremi recogen los dos pasos, que salen de la casa Manel Castellví, de la Rambla Nova. Allí nos encontramos todos.

-¿Cuál es su objetivo como presidente?

-Que la Semana Santa sea más visible, abrirla a todos los tarraconenses y conseguir que sea reconocida Fiesta de Interés Nacional. Quiero que toda la ciudad se sienta suya esta festividad, los que participan y los que no también.

-La gente relaciona la Semana Santa con algo aburrido.

-Si fuera tan aburrido, no habría más de 3.000 personas participando. Y las calles tampoco estarían llenas durante el Viernes Santo. Es una festividad solemne, no aburrida. Además, participa mucha gente joven. Formamos parte de un grupo con un mismo objetivo. Este es la gracia.

-¿Cuál?

-Perpetuar una tradición y vivir la fe de una manera especial y compartida.

-La Semana Santa es religión o tradición?

-Las dos cosas. Una sin la otra, no tiene sentido. Todas las fiestas tienen su origen en la religión, pero sin tradición no se mantendría este sentimiento. Conviven una con la otra.

-¿Cuántos jóvenes participan en la Semana Santa tarraconense?

-No lo tengo calculado, pero más de 50% de los cofrades son jóvenes, muy activos en las actividades de ciudad. Coincide que algunos son castellers o miembros de algún elemento del Seguici Popular.

-¿A qué se debe está alta participación?

-Cuando los pasos empezaron a llevarse a hombros, las congregaciones necesitaban gente joven y fuerte. La irrupción de las bandas de tambores también ha influido.

-¿Es machista la Semana Santa?

-No, para nada. La prueba es que, durante la procesión de Viernes Santo, participan más mujeres que hombres.

-¿Cómo se vende la marca?

-Lo estamos trabajando. La idea es incluir esta festividad en el paquete de turismo: enlazar Semana Santa, Tarraco Viva y el verano.

-¿Qué se debe potenciar?

-Sobretodo el conjunto escultórico que tenemos, uno de los más valorados en el Estado español.

-Los tambores deben ensayar fuera de la Part Alta.

-Ensayan en espacios habilitados y deben moderar el toque. Me parece lógico, es un tema de convivencia.

-¿Le parece bien?

-Sí. No podemos hacer saltar las alarmas de los comercios, pero los vecinos deben entender que se trata de una tradición.

-Una vecina pedía que los tambores ensayaran en el Serrallo?

-La ciudad es de todos.

-Cuando los tambores cruzan el portal de Sant Antoni, dejan de tocar o tocan más flojo.

-Desde hace tres o cuatro años tocan flojo. La intención es hacer la procesión más solemne por el interior de la zona monumental. Además, se acoplaba el sonido de las bandas, ya que había poco espacio entre ellas.

-¿Qué opina de Farts de Soroll?

-Es un colectivo que está molesto, no porque en la Part Alta se lleven a cabo muchos actos, sino por el incivismo que hay después de las verbenas. No están en contra de la cultura ni de la tradición.

-Pero la entidad que preside se ha definido contraria a la plataforma.

-Debemos sentarnos y hablar. Creemos que hemos hecho esfuerzos para no molestarlos. Sólo ensayan dos horas el sábado. Nos tenemos que adaptar y ellos no pueden decir a todo que no.

-¿Cree que el Ayuntamiento les hace demasiado caso?

-No, el Consistorio ha implantado una medida transitoria para estudiar bien la situación.

-¿El Ayuntamiento apoya la Semana Santa?

-Sí. Nos facilita la realización de actos y nos ayuda económicamente.

-¿Cuál es el concejal más comprometido?

-El de Cultura, Josep Maria Prats, y Elvira Ferrando, por su proximidad a la festividad.

-¿Tarragona es una ciudad muerta?

-No, pero es necesario potenciar sus virtudes.

-¿Cómo?

-Haciendo un plan global de la ciudad, en lugar de trabajar por parcelas. Parece que funcionamos por inercia, y eso es muy peligroso.

-¿Debe evolucionar la Semana Santa?

-Le conviene innovar, hacer actos nuevos, más atractivos, para aumentar el número de participantes. Actualmente, nos encontramos en plena evolución.

Temas

  • TARRAGONA

Lea También