Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Del barrio de Sant Salvador hasta Creixell. Los Mossos se despliegan en busca de droga

Hubo 14 detenidos, se incautaron de 15.000€, 3,5 kg de hachís, 100 gramos de cocaína, 750 cogollos de marihuana y tres vehículos. El dispositivo es continuación del realizado el 18 de mayo en Sant Salvador

Àngel Juanpere

Whatsapp
Un mosso durante el registro del restaurante del Passeig Marítim de Torredembarra. Foto: àngel juanpere

Un mosso durante el registro del restaurante del Passeig Marítim de Torredembarra. Foto: àngel juanpere

Un piso situado en el bloque Iris de La Floresta fue uno de los objetivos del amplio operativo policial que se desplegó ayer por la mañana en diferentes poblaciones del Tarragonès contra el tráfico de estupefacientes. Cuando los agentes accedieron al domicilio de este barrio, el inquilino habría tirado por la ventana sustancia estupefaciente, presumiblemente cocaína en roca –se está a la espera de realizar los análisis pertinentes–. El hombre –de 32 años– y con su esposa –de 28– quedaron detenidos, mientras que el hijo menor de edad fue dejado con unos familiares. Los agentes no encontraron más droga, pero sí se incautaron de unos 1.000 euros.

Momento de uno de los registros en el Creixell. Foto: À.Juanpere
Momento de uno de los registros en el Creixell. Foto: À.Juanpere

Los dos vecinos de La Floresta, ambos marroquíes, son sólo dos de las catorce personas detenidas, según el balance de la macrooperación policial llevada a cabo ayer por la mañana por los Mossos d’Esquadra y la Guàrdia Urbana de Tarragona en esta localidad, además de Torredembarra y Creixell. La investigación es la segunda parte del dispositivo realizado el pasado 18 de mayo principalmente en Sant Salvador. En aquella ocasión se fue a por el escalón más bajo de la cadena de venta de droga, mientras que el de ayer era un poco más elevado.

En un restaurante

Uno de los últimos registros de ayer se efectuó en el restaurante Fabiola, situado en el Passeig Marítim de Torredembarra. Sobre las ocho de la mañana, los agentes llegaron al establecimiento junto con su responsable, detenido poco antes en su domicilio de la misma localidad, en la calle Aragó, que también fue inspeccionado por los agentes. El registro del establecimiento duró hasta poco antes de las once, cuando la comitiva judicial se marchó, acompañada de mossos con cajas.

Media hora más tarde abandonaban el lugar tres agentes más después de que el dueño –de nacionalidad española– fuera llevado hasta el vehículo policial para ser conducido hasta dependencias policiales. 

El magistrado  Joaquín Elías Gadea levantó ayer el secreto de sumario del caso 

Según algunas fuentes, en dicho local no se estaría trapicheando con droga sino que su responsable tendría dinero procedente de la misma para blanquearlo.

En Torredembarra se realizaron tres registros más: dos en la calle Barcelona –donde fueron arrestados dos hombres y una mujer– y uno en una casa unifamiliar de la avenida de La Pobla de Montornès –con un detenido–. 

Los Mossos aseguran que en dichas viviendas se traficaba con droga. Lo mismo ocurría en un piso de la avenida Tarraco de Creixell, que también fue registrado.

En Tarragona, además de los dos detenidos de La Floresta, hubo dos más, uno de ellos en el barrio de Sant Salvador. Es un marroquí de 32 años, al que se detuvo cuando salía de su casa, en la avenida Sant Salvador. En este caso no se registró su domicilio porque su nombre salió en la macrooperación de hace tres semanas en dicho barrio. El resto de los arrestos se efectuaron en Torredembarra una vez acabados los registros.

Dispositivo antidroga en el barrio de La Floresta. Foto: À.Juanpere
Dispositivo antidroga en el barrio de La Floresta. Foto: À.Juanpere

Los catorce detenidos se distribuyeron entre las comisarías de Campclar y de El Vendrell de la Policía Autonómica. A pesar del amplio dispositivo, al estar muy repartido no hubo mucha expectación. Sí que algunos vecinos se paraban delante de los vehículos policiales y continuaban su ruta.

Durante la intervención policial se decomisaron 15.000 euros, tres kilos y medio de hachís, 100 gramos de cocaína, 750 cogollos de marihuana listos para su consumo, diverso material documental y electrónico, balanzas de precisión, etc. También se intervinieron tres vehículos, dos armas largas –una de balines y otra de bolas de plástico–. En esta ocasión no se encontró ninguna plantación de marihuana.

Levantamiento del secreto

El caso está siendo llevado por el Juzgado de Instrucción número 1 de Tarragona. Precisamente ayer, el magistrado Joaquín Elías Gadea levantó el secreto de las actuaciones. En su auto recordaba que dicha medida se acordó en su día ante la posibilidad de realizar intervenciones telefónicas y otras «cuyo conocimiento podría frustrar los fines de la investigación». Y ahora, dichas circunstancias han cambiado.

Temas

Comentarios

Lea También