Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Vive, Ama, Ríe... Lee 

Del 'molí' al corazón

Anna y Marina; Marina y Anna. Dos hermanas mallorquinas se reencuentran en su madurez por la herencia de un molino de pan que les ha dejado una desconocida. Una novela sencillamente preciosa

Ana Rivera

Whatsapp
Anna y Marina, las hermanas Vega, preparando pan de limón con semillas de amapola con la receta de la abuela. FOTO: Youtube

Anna y Marina, las hermanas Vega, preparando pan de limón con semillas de amapola con la receta de la abuela. FOTO: Youtube

No sé cuánto tiempo llevaba con este libro en mi lista de pendientes. He perdido la cuenta de las personas que me lo habían recomendado. Y no sé la de veces que estaba en préstamo en la biblioteca... ‘Algo bueno tendrá que tener cuando es tan leído o tantas personas me lo sugieren’, pensaba. Y una vez leído, lo comprendo: este libro es de los que se van directos al corazón.

Anna y Marina son dos hermanas que llevan más de una década sin verse. De apariencia y temperamento absolutamente diferente, siempre habían estado muy unidas hasta que un desencuentro familiar después del nacimiento de la hija de Anna las distanció. Su infancia, feliz, estaba sellada por el salitre mediterráneo, sus juegos y mimos, las salidas en el llaüt con su querido padre Néstor y la receta secreta del pan de limón con semillas de amapola de la abuela.

Anna, de aspecto frágil y dulce, rubia y delicada, siempre responsable, algo insegura y cumplidora con lo que ‘debe de ser’, ronda los cuarenta, vive una vida aparentemente acomodada motivada por los chanchullos de su marido, cumple con los eventos sociales con las ‘amigas’ que pertocan (las del Club Náutico), jamás ha trabajado ni ha vivido fuera de la casa familiar de Mallorca y la relación con su hija adolescente, Anita, es un poco complicada. Marina, de cabello y piel morena, es decidida y directa.

La mandaron a estudiar al extranjero con 14 años y ahora es una doctora de renombre que decidió dedicarse a ayudar a los demás y después de estar en varias zonas de conflicto, se encuentra en Etiopía, cuidando la salud de quien menos tiene y más necesita.

De la noche a la mañana, ambas reciben un molino de pan en herencia. Y ninguna de las dos conocen a la difunta, Dolors Molí, que les ha dejado semejante regalo. Un legado que Anna, agobiada por las deudas de su marido, pretende vender y Marina también... hasta que pone un pie en el espacio y, llevada por su instinto al descubrir una receta personalmente especial en el molino, decide esperar unas semanas para investigar quién es esa desconocida y el porqué de esa herencia. Y aún desconoce la cantidad de cosas que están por descubrir...

No sé si es mi particular conexión con las islas, si que disfruto tanto cocinando repostería como las mujeres en Can Molí o el significado que tienen los dos nombres de las hermanas Vega, la proximidad de los personajes,... pero es un libro que me ha calado tan hondo como navegan los llaüts...

Un hermoso dibujo de los caracteres diferentes de las protagonistas, unos paisajes mediterráneos que te envuelven, una evolución de los personajes bellísima, la certeza de que cuando es real y noble el amor es absolutamente incondicional, una historia amarga y a la vez dulce, tal y como debe saber el pan de limón con semillas de amapolas... tal y como es la vida misma.

Pan de limón con semillas de amapola

  • Autor:  Cristina Campos
  • Editorial:  Planeta 
  • Páginas:  416

Temas

Comentarios

Lea También