Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Dentistas en pie de guerra en Tarragona

La ciudad vive un boom de clínicas dentales. Hay 51 registradas, pero en las Páginas Amarillas se anuncian 67. Los odontólogos denuncian la publicidad engañosa de algunos establecimientos
Whatsapp
Una odontóloga explica a un niño cómo cepillarse. Sólo el 10% de los que se gradúa encuentran trabajo. Foto: DT

Una odontóloga explica a un niño cómo cepillarse. Sólo el 10% de los que se gradúa encuentran trabajo. Foto: DT

El boom de las clínicas dentales ha llegado y Tarragona no es una excepción. La ciudad ha asistido en los últimos meses a la inauguración de más de un establecimiento que deja atrás la imagen del consultorio del dentista instalado en aquel edificio de oficinas de toda la vida.

El Departament de Salut lleva un registro de clínicas autorizadas en el cual aparecen todas, independientemente de su tamaño. En el caso de la ciudad de Tarragona constan 51, aunque el número podría ser mucho mayor. Por ejemplo, sólo en las Páginas Amarillas hay 67 clínicas que se publicitan en la ciudad.

Si se divide el número de habitantes de Tarragona,132.199, entre las 67 clínicas, tocaría una por cada 1.973 habitantes. El dato, por sí mismo, no dice nada si no se compara, por ejemplo, con las recomendación de la Organización Mundial de la Salud. El organismo recomienda un dentista por cada 3.500 habitantes. Tarragona rebasaría, más que de sobra, la recomendación, teniendo en cuenta que en la mayoría de las clínicas trabaja más de un dentista.

 

Publicidad engañosa

La competencia, como era de esperarse, está a la orden del día y los métodos para captar clientes son cada vez más agresivos. Los colegios de odontólogos están en pie de guerra contra la publicidad engañosa de algunas clínicas, muchas de ellas franquiciadas. Incluso han iniciado una campaña titulada ‘No piques’ para alertar sobre los peligros de esta publicidad.

A simple vista parece una respuesta de los odontólogos de siempre a nuevos modelos de negocio. La presidenta de la Junta provincial de Tarragona del Col·legi Oficial d’Odontòlegs i Estomatòlegs de Catalunya, COEC, Montserrat Márquez, no está de acuerdo: «La competencia leal es buena, va a favor del paciente, obliga al dentista a mantener el nivel de calidad, a formarse, a mejorar las instalaciones...La competencia desleal perjudica al paciente, promete cosas que no puede cumplir, como garantías para toda la vida, una práctica contraria a la asistencia sanitaria... Se banalizan los servicios asistenciales, hay ‘vales’ par a empastes gratuitos que se han promocionado en sobres de azúcar».

Y hay más ejemplos, entre la publicidad de algunas clínicas es fácil encontrar tratamientos blanqueadores dos por uno, limpiezas gratuitas, implantes en oferta y todo tipo de iniciativas para captar nuevos clientes, como ‘vales’ del Mc. Donald’s para padres e hijos sólo por visitar la clínica por primera vez. El COEC tiene un espacio en su web para que los dentistas denuncien los anuncios que suponen pueden incurrir en publicidad engañosa.

Además, ya el año pasado el Consejo General de Dentistas solicitó al Ministerio de Sanidad que evite esta publicidad y elaboró un informe con más de 50 anuncios.

Explica Márquez que tras los precios ajustados que se ofrecen en esta publicidad que circula en panfletos, medios de comunicación y redes sociales «se ofertan servicios con precios que no corresponden con lo que el paciente termina pagando, se contrata a los profesionales con contratos basura, se abaratan costes usando productos de ‘marca blanca’ y se busca ‘producir’ más sobretratando a los pacientes con tratamientos más amplios y más caros».

Otra de las críticas de los colegios de odontólogos es que, a la hora de explicar a los pacientes los tratamientos, la labor se deja en manos de un comercial que les habla, por ejemplo, de las facilidades de financiación, pero no de los criterios médicos que se emplearán.

Las franquicias argumentan, por su parte, que la clave para ser más competitivos es «la economía a escala» que les facilita negociar el precio con los proveedores. Así lo explicaba en un reportaje para TVE hace unas semanas Emilio Gabrinetti, director de marketing de Vitaldent, gigante español de la odontología con más de 430 centros, dos de ellos en Tarragona. El Diari, a pesar de haberlo intentado, no consiguió hablar directamente con ningún representante de esta empresa.

 

Demasiados dentistas

Pero la proliferación de nuevas clínicas, admite Márquez, no se entendería sin conocer la cantidad de dentistas que cada año se gradúa en España en una profesión que, a deferencia de Medicina, por ejemplo, no tiene ‘números clausus’ . El número de odontólogos en España entre 1994 y 2010 creció en un 104% y las cifras siguen en aumento. El año pasado había 33.593 profesionales en todo el Estado. De los que salieron de las facultades (hay 12 públicas y 8 privadas) sólo el 10% encontró trabajo. Hay un dentista por cada 1.400 habitantes.

Márquez recuerda a los usuarios que, a la hora de decidir con quién tratarse, hay que saber que todos los dentistas deben es estar colegiados, algo que se puede consultar en la página web del COEC. Allí se puede acceder, además, a la lista de clínicas autorizadas por la Generalitat.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También