Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Denunciada una vecina de Els Pallaresos por estafa inmobiliaria

La mujer cobró 2.100 euros de fianza a una pareja por el alquiler de una casa que no era suya. Según ha podido saber el ‘Diari’, hay varias personas que han sido engañadas por ella

Carla Pomerol

Whatsapp
El chalet en cuestión se encuentra en la avenida Catalunya de Els Pallaresos.

El chalet en cuestión se encuentra en la avenida Catalunya de Els Pallaresos.

Verónica y su pareja han denunciado a una vecina de Els Pallaresos por haberles estafado, presuntamente, 2.100 euros de la fianza del alquiler de un chalet ubicado en la avenida Catalunya del municipio. La aventura de esta pareja empezó el martes pasado y aún no ha acabado. Después de denunciar la supuesta estafa, han sido muchas las personas que se han puesto en contacto con Verónica para asegurarles que también han sido víctimas de esta mujer, que corresponde a las iniciales L. S.

«Vi un anuncio en un portal de Internet que decía que se alquilaba un chalet de cuatro habitaciones y tres lavabos. No ponía dónde era ni cuánto costaba. Decidí enviar un correo a la supuesta propietaria», explica Verónica. Aquí empezó la semana más irreal de la vida de la joven tarraconense. La hija de la presunta estafadora fue la encargada de enseñar la casa situada en Els Pallaresos a la pareja que, unas horas más tarde, decidió presentar una propuesta de alquiler a la supuesta propietaria.

Las dos partes llegaron a un acuerdo y «la mujer nos dijo que su marido no se podía enterar de esta operación», explica Verónica, quien añade que «aquí empezamos a sospechar algo, ya que si la casa estaba en nombre de los dos, el marido también tenía que firmar el contrato de alquiler». El pasado jueves, las partes habían quedado, en la peluquería que regenta la supuesta estafadora en Reus, para firmar el contrato. «No trajo los papeles necesarios, pero igualmente decidimos darle los 2.100 euros. A cambio, nos dio unas llaves», explica la afectada, quien asegura que «desde el momento en que tuvo el dinero, tuvimos que ir detrás de ella». 

Fue entonces cuando la pareja se dio cuenta que alguna cosa no iba bien. «Fui a su peluquería y le di la oportunidad de que me dijera la verdad, me prometió que todo estaba bien y que el lunes al mediodía ya podríamos instalarnos en la casa», relata Verónica. La supuesta estafadora ponía de excusa que el gestor no había preparado los documentos y que, por eso, todo se estaba demorando tanto. Es por esto que el lunes por la mañana, la pareja afectada decidió trasladarse hasta la gestoría situada en Reus. «La sorpresa fue que nadie de allí sabía de que les estábamos hablando», explica Verónica. Ese mismo día, la pareja recibió una nota del Registre de la Propietat que confirmaba que el chalet que les habían alquilado era propiedad de una entidad bancaria. 

«Le llamé rápidamente y le dije que en treinta minutos quería mi dinero. Nos plantamos en su casa, desde la una y medía del mediodía hasta las nueve de la noche», relata la joven, quien añade que la supuesta estafadora «llegaba de Madrid, porque había ido a grabar un programa de televisión el Tele5, para denunciar un supuesto acoso de sus vecinos». Verónica reconoce que «cuando la vi por la tele, me quedé muerta». 

Según explica la pareja, «L.S. llamó a los Mossos d’Esquadra mientras estábamos en la puerta de su casa. Quería asustarnos, pero se lo explicamos todo a los agentes». Verónica se fue a casa, pero al día siguiente volvió para recuperar su dinero. La presunta estafadora le prometió que, cuando dejara a su hijo al colegio, iría a sacar el dinero y se lo devolvería. «Ellos salieron de su casa con el coche y nosotros les seguíamos. Primero fuimos a una entidad bancaria de la Rambla Nova de Tarragona, pero se acercó a nuestro coche y nos dijo que en seguida nos daba el dinero. Nada de nada», cuenta Verónica, quien asegura que «nos mareó dando vueltas por los barrios de Ponent, hasta llegar a Reus, donde paró delante de una comisaría de los Mossos d’Esquadra». 

Según relata la víctima de la estafa, la mujer entró a denunciar que alguien le estaba siguiendo desde hacía mucho rato. «Entré y confesé que era yo la que la seguía, y presenté toda la documentación», explica Verónica, quien añade que «el agente rápidamente abrió el expediente de la mujer y resulta que ya estaba fichada». Verónica y su pareja quieren hacer pública su historia porque «no queremos que esto vuelva a pasar». Por su parte, los Mossos siguen investigando el caso.

Temas

Comentarios

Lea También