Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Denuncian al administrador de un restaurante del Serrallo por estafa

Las empleadas aseguran que han trabajado durante más de un mes y no les han pagado nada

 

Carla Pomerol

Whatsapp
Denuncian al administrador de un restaurante del Serrallo por estafa

Denuncian al administrador de un restaurante del Serrallo por estafa

Seis trabajadoras de un restaurante –ya cerrado- en la calle Sant Pere del Serrallo denuncian públicamente que han sido víctimas de una estafa por parte de la persona que actualmente regentaba el negocio. Se trata de Israel I. T., un hombre de 38 años, nacido en Reus que, según los Mossos d’Esquadra, cuenta con un largo historial de delitos de estafa. Las empleadas aseguran que han trabajado más de un mes y no han recibido el salario. El actual administrador del negocio era realquilado y no da señales de vida desde hace dos semanas.

Todo empezó el pasado 21 de marzo, cuando tres cocineras y tres camareras entraron a trabajar al restaurant El Pecat, situado en la calle Sant Pere del Serrallo. El día 4 de abril se inauguró. “Los primero quince días todo iba bien. No cobrábamos y le exigimos el salario muchas veces. Él nos decía que tenía problemas con el banco y que pronto se resolverían. Todo eran excusas”, asegura una de las camareras, que prefiere mantenerse en al anonimato. “Fuimos viendo cosas que no nos gustaban, como por ejemplo, que cada día venía un proveedor distinto y que, un día, nos entregó una nómina errónea, que no servía para nada”, añade.

Según las empleadas, un día, Israel I.T. les dijo que no fueran a trabajar, que estaban los Mossos en el restaurante haciendo una inspección. “No me lo creí y me desplace hasta allí”, explica la trabajadora, quien añade que “fue entonces cuando decidimos buscar un abogado y denunciar la situación”.

Las trabajadoras aseguran que “no nos podíamos ir porque si no, no tendríamos derecho a nada y no cobraríamos el sueldo correspondiente”. La sorpresa de la empleada llegó el martes día 2 de mayo. “Me desplace a los Mossos para explicarle a mi situación y, cuando pusieron su nombre y DNI en el ordenador, vieron que tenía denuncias por estafa”, explica la camarera, y añade que “no solamente en Tarragona, en Cáceres también y en Reus, que no lo puede ni pisar”.

Una de las empleadas asegura sentirse mal porque “tuve que dejar a mis hijos al comedor y al servicio de guardería para ir a trabajar. Y ahora me encuentro que no sirvió para nada”. Después de investigar, las empleadas descubrieron que Israel I.T. no era el propietario del negocio, que estaba realquilado. “No contesta el teléfono. Además, tampoco nos ha dado de baja de la Seguridad Social, con lo que no podemos trabajar en otro lugar”, asegura la empleada.

El administrador también debe dinero a otros negocios y particulares del barrio, como por ejemplo, la panadería o un electricista.

Los Mossos d’Esquadra aseguran que en el historial del presunto estafador constan algunos delitos, como por ejemplo, irse sin pagar de un hotel o de una gasolinera. 

Comentarios

Lea También