Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Denuncian el mal estado de los bancos de la Rambla Nova de Tarragona

La falta de una mano de pintura y los excrementos de paloma son las principales quejas de los ciudadanos

Esther Garrido

Whatsapp
Los bancos de la Rambla piden a  gritos una mano de pintura. Foto: Lluís Milián

Los bancos de la Rambla piden a gritos una mano de pintura. Foto: Lluís Milián

Muchos residentes de la ciudad de Tarragona que acostumbran a pasear por la Rambla Nova muestran su descontento con el estado de los bancos de madera que se hallan en tan ilustre calle. Su desgaste, el óxido, la falta de una mano de pintura y las heces de palomas cuando los árboles no están talados otorgan al paseo una visión desagradable, además de suponer una enorme incomodidad a la hora de sentarse. Fruto de ello son las imágenes, cada vez más habituales, de personas que extienden un pañuelo antes de sentarse en los bancos o que, simplemente, al ver su estado, desisten y continúan con su paseo o charlan en corros, de pie, al lado mismo de los bancos.

«Cuando no hay poda está lleno de cagadas de paloma», se queja Juan Reinals. Denuncia además el mal estado de la pintura, la cual sólo es repintada un a vez al año, coincidiendo con Semana Santa. Para Juan Martínez, la solución es más drástica: «Tendrían que cambiarlos. Tienen muchos años ya y tendrían que quitarlos de raíz».

No hay un asiento que no tenga desconchados o falta de madera, en algunos casos. Esta situación «se podría mejorar», declara Núria Sancho, quien denuncia con disgusto que Tarragona es una ciudad muy turística y «se vería mucho más bonito si los bancos lucieran más nuevos». esta mujer se queja de que «están muy deteriorados» y añade que en verano es aún peor por culpa de los excrementos de las palomas.

Pero no todo el mundo que utiliza los asientos está tan indignado. Para Mari Gómez, que haya palomas «es algo inevitable» porque están por todas partes, y recuerda que es necesario que caiga la hoja para poder pintar.

‘Limpieza continua’

Ivana Martínez, concejal de Limpieza del Ayuntamiento de Tarragona, es consciente del problema de los excrementos de las palomas y asegura que se hacen «limpiezas continuas» de los puntos afectados, como pueden ser los bancos o el entorno de la Rambla Nova.

Asegura también que con la llegada del buen tiempo esta actividad se intensifica y aumenta la limpieza, cuya frecuencia pasa de ser quincenal a semanal.

Además, afirman desde la concejalía de Limpieza, se está trabajando en un nuevo contrato de control de la población de palomas, donde introducirán «pienso esterilizado que ayudará a reducir su número de forma importante».

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También